15 agosto 2016

Autoridades

  Televisión Española. Juegos Olímpicos de Rio. Uno de los presentadores anuncia que tienen a un invitado especial en el estudio. ¿Nadal, Phelps, la atleta portuguesa Patricia Mamona? No. El Ministro de Educación y Deportes del Gobierno español. No se qué Méndez de Vigo. Cincuenta y largos mal llevados o sesenta y tantos bien. Viste algo que podría ser Ralph Lauren, línea informal (club de golf). Felicita a nuestros deportistas. "Nadal, me quito el sombrero; Mireia, extraordinaria; Mailen, fantástica; el ambiente en la delegación, inmejorable. Estoy convencido de que habrá más medallas de la delegación española". Habla como Rajoy pero más de corrido, sin tanto titubeo, con esa cordialidad que huele a moqueta y a puro que los mandamases utilizan con los conserjes. Los periodistas sonríen y babean (o hacen que babean y sonríen) y el ministro cuenta que trata de estar apoyando a todos nuestros deportistas, pero no es fácil porque las distancias son grandes bla, bla, pero que se hace un esfuerzo por estar... bla, bla, bla. Aburrido.

  El esfuerzo de las autoridades para estar presente en todos los partidos, carreras, pruebas, todo lo que ahora se engloba con el término "eventos" es encomiable. Después de Nadal, en coraje y sacrificio deportivo para mí está el ministro. Pero humilde, nos aclara. No está solo. Para hacer el esfuerzo titánico de cubrir todos los acontecimientos, piragüismo, remo, doma, baloncesto normal, baloncesto "de chicas", balonmano normal, balonmano de "guerreras", hockey hierba del equipo español macho que por alguna razón se hacen llamar "red sticks" y no "palo roig", que estaría más acorde con el origen de la mayoría, cuenta con el apoyo del Secretario de Estado para el Deporte y del Director General que a su vez contarán con la colaboración de alguien que a su vez contará con la colaboración de otro alguien.

  Nadal está exhausto. Su primer servicio no entra. Su derecha no acaba de funcionar. Mira a la grada y allí está el Director General, que no es lo mismo que la Infanta Cristina pero funciona. Recupera el aliento y gana su juego. Carolina Martín pasa por dificultades, en la grada el ministro. Maialen Chourraut por el rabillo del ojo mira a una puerta y por el otro al Director General de Deportes y las aguas no parecen tan bravas, la meta más cercana. Gracias, gracias, gracias. Aunque hay que estar atentos. Su presencia es errática, como las conexiones de Televisión Española. Llegan tarde y se van antes. Se demoran en el antepalco. Pero al final están. ¿Quién no se acuerda de las lágrimas de la Infanta Elena en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona? Siente los colores y no está metida en negocios. Injusto que no sea la reina. 

  Como pese a lo que digan algunos, tengo empatía, he sufrido mucho por su madre cuando asistía a la final de la Copa del Rey de Fútbol. No por los pitos del independentismo/forofismo futbolero que tenemos en España (el FC Barcelona es más que un país). Eso a la Reina emérita le daba igual. De todas formas no habla bien español (que es el idioma con el que se abuchea en Catalunya). Era por la prórroga. ¿Tenemos que estar todavía más de media hora aquí? El próximo año no vengo. Y creo que no fue.

  Tenía un amigo que cuando íbamos al Estadio Rico Pérez de Alicante insistía al finalizar el partido en salir del estadio por la zona del palco. Con vergüenza reconozco que le acompañé en dos ocasiones. Saltábamos un pequeño murete y entrábamos en el antepaso, donde los canapés y los refrescos hacía tiempo que estaban agotados. Los presentes, casi todos hombres, se daban palmadas en la espalda para felicitarse, en caso de victoria, o para consolarse, en caso de derrota, bajo la mirada dulce, dócil y fresca de las azafatas. Supongo que mi amigo quería dejarse ver entre las autoridades locales. Autoridades y ricos de provincias en un partido de segunda división. Una tercera vez fui invitado al palco. Sustituía a un sustituto. Los canapés eran malos y el partido terminó en derrota con lo que las palmaditas en la espalda fueron de consuelo. ¿Lo hacía por ser visto entre directivos y autoridades? ¿Para ser uno de los grandes de la ciudad?

¿Cuándo uno es importante? ¿Cuando tu obligación consiste en hacer lo que otros harían por placer y pagando? ¡Vamos Rafa!

El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

09 agosto 2016

Olímpicos

ORO
  Aniceto Boing, Obdulio Propopop. Hablo de memoria, pero son dos de los deportistas olímpicos que más recuerdo. Supongo que no consiguieron medalla o quizá sí. Boing debía hacer salto de altura o de longitud o ambas. Pero quizá el oro lo ganó Mortadelo con algún preparado entre homeopático y diabólico que le proporcionó el profesor Bacterio. El genial Ibañez los creó, preparó y equipó para participar en los juegos de Moscú (seguramente). Sé que periódicamente el maestro ha venido publicando historietas en cada uno de los juegos. Me haré con el de Rio. Quizá me lleve la sorpresa y Boin, todavía en activo, deje a Phelps a la altura de la rata que fuma el cigarrillo en el borde de la acera, justo frente a la portería de 13 Rue el Percebe.


PLATA
 Barcelona 92. Un sitio. No sé cual. Trabajaba en un catering. Dábamos de comer a voluntarios, árbitros y jueces de diversas disciplinas olímpicas. La comida era una bazofia, pero eso es otra historia. Era una sala muy larga. Al fondo había una televisión. De repente entra Epi corriendo portando la llama olímpica. Al mismo tiempo un fulano ajeno a todo se pone en la línea del catering y reclama su comida. ¿Volví a darle de comer o me quedé viendo cómo Antonio Rebollo, el arquero, prendía el pebetero? Algunos días la memoria dice que pasé (olímpicamente) del tipo. En otras volví dócilmente a mi puesto de trabajo y me lo perdí. ¿Quién era aquel tipo al que ese momento histórico le traía al pairo? Que Alá le confunda.


BRONCE
 Vanuatu (descubierta para los europeos por el español Pedro Fernández de Quirós), San Cristóbal y Nieves, Trinidad y Tobago (mi preferido), Antigua y Barbuda (para los comentaristas deportivos de la Cadena Cope, el país de tu suegra). Los Juegos Olímpicos celebran la diversidad, eso no puede negarse. Es refrescante para todos oír nombrar esos países cada cuatro años. Fantasear con visitar Antigua y quizá Barbuda, Fiji, Montserrat, Bermudas, Bahamas, Islas Vírgenes, Tonga (en busca de su abanderado, trending topic mundial), Andorra...


DIPLOMA OLÍMPICO
 De acuerdo con algunas teorías, la capacidad que tienen los varones de la especie humana de no recordar asuntos importantes pero hacer emerger de la memoria al instante un acontecimiento deportivo —verbigracia un gol en la final de la Copa del Rey, el ganador de la final olímpica de 1500 en Atenas o el nombre de las jugadoras del equipo olímpico femenino de España en los juegos de Londres va con los cojones. Quizá también la capacidad de ver siete horas seguidas de televisión. Empalmar el rugby a siete con el voley playa y de ahí a los saltos de trampolín y de ahí a la halterofilia y de ahí al remo, hasta que te sangren los ojos.


OTRO ORO
 ¡Es deporte, no fútbol! Saludable saberlo. El deporte no es el penúltimo gesto chulesco de Ronaldo o si a Messi le ha salido un grano o un juicio. Hay decenas de deportes, tan interesantes o más que el fútbol, con sus odiosos empates a cero y los detestables comportamientos macarras y plañideros de sus practicantes. Deportes que son un billón de veces más emocionantes que la enésima conferencia/máster en filosofía del Cholo Simeone o de Pep Guardiola. Si yo fuera directivo de una cadena de radio haría un programa de deportes que sería de deportes y no solo de fútbol. Sería un éxito.


MAMONEO DESCALIFICANTE
 Ya sé que es un negocio. Ya sé que toda esta historia del movimiento olímpico en gran parte sirve para que una casta internacional viaje de un sitio a otro y se dé la gran vida. Ya se de la impostura. Ver a alguno de los dirigentes del mundo aplaudir al equipo de Refugiados en la inauguración de los juegos de Rio da ganas de vomitar. Pero, por recurrir a una comparación manida, algunas flores crecen en el estiércol.


CONVIVENCIA
 Soy ya un viejo verde. Pero la idea la tenía cuando era verde a secas. ¿Es la Villa Olímpica Sodoma y Gomorra? No pierdo la fe en el ser humano y confío que sí. Roger Federer conoció a su señora (naughty Roger in need of correction) en los Juegos Olímpicos de Sidney. Los medios siempre destacan el colosal reparto de preservativos entre los deportistas. La gente más en forma, más atlética, con más energía del planeta se junta durante quince días. El lanzador de jabalina finlandés con la jugadora de bádminton malaya, la haltera filipina con el remero ruso, el gimnasta japonés con la jugadora de voley playa brasileña y el abanderado de Tonga con quien quiera.


CEREMONIA DE CLAUSURA
 El himno olímpico es brioso, emocionante pero no tanto como el británico ni mucho menos con el ruso, que es tan hermoso que tuvo que ser rescatado del cajón de la Unión Soviética. Caetano Veloso, Gilberto Gil... En Rio lo harán bien. ¿Será por música?



El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

03 agosto 2016

Safari Pokémon Go

  Dice Oliver Stone que Pokemon Go es una herramienta de control totalitario. El juego de Nintendo “no tiene nada de gracioso: es una nueva forma de invasión y una expresión más del capitalismo de la vigilancia que basa su poder en controlar los movimientos de los ciudadanos". “Ahora mismo, [Pokemon Go] está minando los datos de todos los que están en esta habitación”, afirmó Stone, haciendo referencia a las noticias según las cuales el juego sufre de un ‘error’ por el cual accede a las cuentas de Google de sus usuarios. El director también aludió a las prácticas de la gran “G” de internet y otros servicios online, recordando que “invierten montones de dinero en saber qué compras, qué te gusta y cómo te comportas”. “Acabaremos viendo una nueva sociedad de robots: es lo que se llama totalitarismo”, concluyó el director. (Cinemanía. 22 de julio de 2016).

  Después de leer  la entrevista a este cretino me dejé llevar por mi espíritu emprendedor y fundé en compañía de mi socio Lobo María Fernández Magro la startup "Hunting Pokemon go Alacant". La empresa viene a satisfacer una necesidad que existía en la sociedad a la que el mercado todavía no había podido dar respuesta. El asesoramiento integral a los cazadores de pokemon. El asesoramiento incluye tanto los aspectos legales, técnicos, de seguridad e incluso médicos y nutricionales para los pokenómanos.

  Durante los primeros cinco días nos  limitamos a proporcionar a nuestros usuarios, con prioridad sobre otros cazadores, los lugares en los que los pokemon  más codiciados se emboscaban en la ciudad de Alicante. Sin embargo, la experiencia nos demostró que este punto de vista era estrecho y las necesidades y el nicho de negocio iban mucho más allá de esta somera información.

  Por ejemplo. Uno de nuestros clientes se adentró cazando un pokemon en la sala de un juzgado mientras se celebran una vista. El asunto pudo ser grave, pero al final se pudo resolver cediendo la codiciada presa a Su Señoría. Más grave fue el caso de otro cazador que entró en la sesión de una secta destructiva en pleno proceso de lavado de cerebro de un Registrador de la Propiedad. Nuestra start up elaboró una guía descargable con una app de móvil sobre los lugares donde la caza era permitida y dónde no. Además suscribiendo el paquete "hunting plus" se incluía un asesoramiento jurídico las veinticuatro horas del día, que muchos usuarios no tardaron en utilizar para preguntar a cualquier hora del día o de la noche por la pensión de alimentos o por accidentes de tráfico. Eso nos llevó a crear el servicio Hunting plus jeta asesoramiento jurídico, mucho más caro y global.

  A los quince días, la empresa, siempre dinámica y pendiente de las necesidades de nuestros clientes, porque como nosotros decimos, no tenemos clientes sino amigos, amigos que nos confían la felicidad de su tiempo de ocio, su seguridad y su bienestar, impulsó el servicio Push and fuck you. Muchos de nuestros clientes habían tenido malas experiencias con furtivos. Gente que sin pertenecer a plataforma alguna se lanzaba a la calle a la caza de los pokemon. Esta injusta situación se ha resuelto con un cuerpo de formados pelmas que distraen a los furtivos en el momento en que enfilan con su móvil o celular al objetivo y en ocasiones llegan a empujarlo, si la circunstancia lo requiere. Para el caso de grandes aglomeraciones, nuestro departamento de desarrollo (el señor Lobo María) está estudiando implementar un sistema de performance o flashmob.

  Desde Hunting Pokemon go Alacant pensamos que esta nueva aplicación es el futuro  y que revolucionará nuestro modo de concebir el ocio y la vida social. Los gordos adelgazarán, por mor de perseguir pokemon a lo largo y ancho de la ciudad. Bajará el colesterol, bajará la presión arterial, mejorará la salud de la población y el gasto sanitario caerá a niveles de las cavernas. Las parejas irán juntas a cazar un pokemon o mil de ellos, entablando relaciones desconocidas que harán que la tasa de divorcios sea residual. Los amigos se juntarán en las plazas e incluso con la versión más evolucionada un pokemon aparecerá en la tribuna del Congreso y formará Gobierno que pedirá la anexión a Japón.

  Nuestra empresa está preparada para esos retos. En la próxima semana abriremos una delegación en Elche y otra en Calasparra y para septiembre nuestra primera delegación extrajera en el municipio alemán de Cambrils. La gran noticia es que todos pueden incorporarse a nuestra gran familia y ser partícipes de esta fabulosa  aventura empresarial. Basta con suscribir bonos de cincuenta euros e ingresarla en la cuenta adjunta. Si se puede soñar se puede realizar. Como dijo Mahatma Gandhi: "Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa". Y eso que no sabía que le iban a pegar un puto tiro.



El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter