miércoles, 23 de julio de 2014

Noches de verano

  El verano es mi estación favorita, no por lo que haga sino por lo que se supone que podría hacer. Diría incluso que por lo que los demás hacen. Se puede decir que es un sentimiento opuesto al de la envidia. Por mi piel entran lejanos y desconocidos aires de barbacoas, baños en playas de arena blanca y mar azul, parejas que se abrazan entre las olas. No es que piense que la gente hace ese tipo de cosas, ni sé en concreto de nadie que se abrace entre las olas y mucho menos que haga el amor, lo cual debe ser más difícil si uno quiere colocarse un condón. Es que "noto" que ese tipo de cosas sucede y, vicariamente, diría un psicólogo, las disfruto.

  Quizá el verano me fascine porque es la estación del año que materializa el cielo y el infierno. El negro y el blanco del damero del templo. Pasé hace unos años un verano trabajando más de diez horas diarias. Estaba empleado en una administración de fincas. De mi experiencia me quedó una mala imagen de la condición humana en general (que por suerte he ido perdiendo) y de los españoles en particular. Iba a las asambleas y veía que gente aparentemente normal, era incapaz de razonar con un mínimo de coherencia. Por supuesto ninguna asamblea de propietarios seguía las más elementales normas de procedimiento, tales como no hablar en exceso, dejar hablar a los demás, seguir el punto del orden del día etc... 

  De camino a una de esas infernales, al tiempo que surrealistas, juntas de propietarios, bordeamos una piscina llena de niños chapoteantes, hombres ocultando barriga y señoras sedientas que sorbían limonada. "El verano es para esto" — dijo mi jefe mientras señalaba con el meñique a los bañistas—,y más grabado se me ha quedado esta afirmación que ninguna lección impartida en centro publico, privado o concertado al que haya acudido.

  Mi madre tenía un apartamento en la playa. Allí pasábamos los veranos, mis veranos de niño con las rodillas siempre llenas de mercromina. Lo disfruté bien poco, puesto que los idílicos veranos se transformaron en infiernos en el piso de Alicante. Pero se necesitaba el dinero del alquiler para vivir y la palabra veraneo quedó enterrada en el lugar de los sueños imposibles, almacenada junto a otras tan deliciosas como ya inalcanzables: bicicleta, sardinas, olas, sombrilla, sendero, horchata... 

  Antes de que todo eso se perdiera, el último verano, el mismo en que murió Elvis, debió mi madre mandarme a comprar el periódico, tarea que me encantaba pues me permitía galopar en mi bici Orbea, cuadro rojo, ruedas blancas. "Orbea que siempre se mea", decían los de la pandilla, por un desagradable incidente. ¡Envidiosos! En la portada del diario de aquel día había unas fotos horribles que miré con curiosidad. Eran fotos de cosas con formas de personas. De hecho eran personas y se leía en el titular una horrenda palabra que yo desconocía: "carbonizados". El periódico daba cuenta del terrible accidente en el camping de "Los Alfaques". De nuevo otra lección en el verano se exacerban los placeres y las tragedias. O al menos así lo parece.

Yo me tomo un helado y en Gaza mueren los niños bajo las bombas. ¿Es el mismo verano? ¿Es el mismo mundo?


  Elige una carta. ¿Oro o bastos? A mi siempre me gustaron más los bastos. Me encantan las cartas pero detesto los juegos, salvo si es verano y estoy en una casa concreta, al lado de una balsa,  cerca del ruido de los grillos. Si escoges ésta verás pasar a una chica con la falda por encima de las rodillas (o aun hipster guapo y bronceado) que quizá te bese. Si escoges otra un tipo se volverá loco en un bar y te lanzará una jarra, te darás un golpe en cabeza, o una ola tratará de llevarte con los peces. Las noches de verano parecen hechas para el amor, como en la Dolce Vita, pero estadísticamente lo que producen son sobretodo insomnios. 

  Ya saben que todos los años me gusta felicitarles el verano, no sé bien por qué. Será porque mi misión en esta vida es recuperar los veranos que perdí. Es verdad que por esta época digo siempre las mismas cosas y cada vez las digo peor... seguramente. Pero las palabras no cambian los veranos. Lo cambia la edad, que los hace más cortos.

He leído que los familiares y supervivientes de la tragedia aún vuelven en verano al camping Los Alfaques. El verano es también para regresar y las noches para soñar que se regresa.

 Felices noches de verano, llenas de olas, libros, besos y granizados.
 



El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

viernes, 18 de julio de 2014

¿Y si aplico el Test de Bechdel?

  El test de Bechdel es un sistema de evaluación de películas que permite determinar la "brecha de género", como dice Wikipedia, o simplemente detectar si las películas son machistas o no. Su creadora fue la dibujante de comics Allison Bechdel, quien observó que la colonia de un hongo había crecido espontáneamente, como un contaminante, en una placa de Petri... ¡Maldita Wikipedia! 

  Fuera con hongo o sin hongo, el test permite saber, utilizando una serie de criterios, si la película —dicho en términos coloquiales— es machista o no, y por extensión si lo es la mayoría de la producción cinematográfica. Alguno dirá que no hacía falta test alguno, pero lo interesante son los criterios. Veamos un ejemplo práctico con permiso de Bechdel y Alexander Fleming.

  El test consiste básicamente en hacer ciertas preguntas sobre una película o una serie. Conforme a las respuestas sabremos el resultado y podremos obrar en consecuencia en nuestra filmoteca y en cualquier discusión erudita sobre cine y género. Las cuestiones claves son:


  1. Si hay más de dos personajes femeninos.
  2. Si los personajes femeninos hablan entre ellos.
  3. Que en dicha conversación se hable de otra cosa que no sea un hombre.

  Aprovecharé para poner el ejemplo facilón y de paso para hacer una vendetta personal contra una película especialmente abominable, y que tanto españoles como separatistas españoles adoran. Una cinta que cada vez que se pasa por televisión, y eso que ha sido programada ad nasueam, alcanza los tres millones de telespectadores. Me estoy refiriendo al "cuento de hadas moderno" llamado "Pretty Woman" (1990. Dirigida por Garry Marshall). 

 Pretty Woman, la película romántica con la que han crecido las chicas de mi generación. Conviene recordar que relata la historia de "amor" entre una meretriz guapísima, ingenua y vulgar (Julia Roberts) y un más que atractivo y multimillonario putero (Richard Gere), quien como un padre, irá refinando los modales a su perendenta/pupila para que esté a la altura de la alta sociedad, al tiempo que va derrochando caritas "pre-emoticono" y dólares.

Se necesitaría una comisión especial del Parlamento Europeo para evaluar el daño que esta película ha hecho en las relaciones de pareja.




  Pero como a cada cerdo le llega su San Martín, (me refiero a mí, en calidad de chancho, no de santo) compruebo atónito que este prodigio de machismo supera con éxito el test de Bechdel. No lo hace, en cambio, Piratas del Caribe (Pirates of the Caribbean 2003) o el Rey León (King Lion 1994) entre otras muchas cintas. Me resulta impugnable que no lo haga una película que si estimo (Antes del atardecer. Before de Sunset, dirigida por Richard Linklater. 2004). En el filme aparecen básicamente dos personajes, un hombre y una mujer que se reencuentran tras años sin haberse visto y se trata básicamente de la conversación que mantienen mientras pasean por París. Si hubieran sido dos mujeres la máquina del test hubiera estallado de gozo.

  No he llegado hasta aquí para hacer bromitas a costa de las feministas. Como es bien sabido, la ideología de las películas responde en gran medida a la de la época en que se realizan. Si vivimos en un mundo aún machista, lógico que también estas lo sean.

  Algunas de las películas más sobresalientes de la historia sin duda son machistas, otras veces incluso racistas y otras las dos cosas. El hombre tranquilo (The Quiet man. Dirigido por John Ford 1952) podría ser un ejemplo paradigmático.

  Si el mundo, a mi entender, se divide entre aquellos que aman el cine y los que no, el primer grupo está dispuesto a soslayar cualquier atentado contra su ideología, creencias y buenas costumbres con tal de que sea una buena película, pero no tolerará las más excelentes ideas sobre la humanidad y los humanos en general, en una mala. Los segundos estarán más vigilantes sobre si lo que se dice es lo correcto o les hace saltar las lágrimas.

  En mi opinión, para los primeros la transgresión será en general algo fundamental en una película. Te debe agitar, pero no apelando a tu parte sensiblera, sino tocándote en las cifras sensibles ocultas tanto en tu cerebro como en tu gaznate. Por eso las buenas películas suelen ser políticamente incorrectas e incluso lo son algunas que desde nuestra orilla se ven como modélicamente comprometidas (por ejemplo Missing (Desaparecido. 1982, dirigido por Costa-Gavras) si se contempla desde el punto de vista del público estadounidense de la época.

  Tentado estoy de idear un test similar para blogs. Lo podríamos llamar el Test Señor Gordo sobre Género. ¿Gordogender Test? Las preguntas a superar podrían ser: 


  1. Que en el blog se hable de mujeres.
  2. Que no se hable de ellas (o ellas de si mismas) en su faceta de madres, novias, esposas o ex novias o ex esposas.
  3. Que no se dedique a criticar el comportamiento femenino o masculino, para ensalzar (o denigrar) a las mujeres.

Sé más de un blog que ya está suspendido. 




El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

domingo, 13 de julio de 2014

Ya sabemos quién ganará el Mundial


Una revivida Argentina da la sorpresa y gana a Alemania

  La albiceleste se ha impuesto por tres goles a cero en la final que se celebrará este domingo. El juego plomizo, conservador, rácano tirando a miserable que había desplegado el combinado de Sabella se tornó en orfebrería futbolística sobre el césped del histórico Maracaná. Pese a que Di María no fue "de la partida" y no pudo jugar "una hipotética final", los argentinos encontraron en Mascherano el mariscal de campo que necesitaban, frenando en seco a los atacantes teutones. Y por fin apareció La Pulga. El astro argentino que había deambulado por los campos brasileños como funcionario de justicia en el juzgado, volvió por sus fueros. Sus arrancadas fueron pesadillas para los defensas alemanes, que sólo pudieron contemplar impotentes como Messi se colaba por el área como cuchillo en mantequilla...

Para ESG. Martín Bergoglio.


Alemania confirma los pronósticos y aplasta a Argentina

  Un panzer teutón bien engrasado entró en Maracaná y desde el "minuto uno" pasó por encima de la selección argentina. Fueron tres goles, pero a nadie le hubiera extrañado, a la vista de los acontecimientos, que se hubiera repetido el correctivo que sufriera ya la canarinha en semifinales. La fiabilidad de la maquinaria alemana fue tal que ni siquiera Mascherano pudo parar el avance de la ofensiva de los centrocampistas alemanes. Khedira, lejos del papel de "recluta patoso" que adopta en el Real Madrid, tiene en Alemania galones de Capitán General con mando en plaza. Con su selección, reparte balones, arropa a los defensas y se incorpora al ataque con la velocidad de un extremo,; manda, templa y dirige. En cuanto a La Pulga, continuó con su trotecillo impotente, ajeno a cuanto sucedía sobre el verde. La cara de Sabella reflejaba el comportamiento de sus pupilos sobre el césped. Embotada, pasmada y algo bobalicona....

Desde Maracaná, para ESG. Lars Schmidt.


Los penaltis dan la victoria a Alemania

  Los de Sabella salieron al campo dispuesto a sacudirse las críticas que arrostraban durante todo el campeonato. Un desconocido Enzo Pérez galopaba una y otra vez por la banda, como poseído por el alma del "Fideo", que miraba incrédulo desde el banquillo. Messi, por fin apareció, acercándose a lo que se espera del astro de la albiceleste. Retrasó su posición para desconcierto de los zagueros alemanes, que sin referencia a la que marcar, se mostraron dubitativos y desconcertados. El plan de los sudamericanos hubiera dado sus apetecidos frutos si no hubiera emergido la figura inconmensurable de Neuer. El cancerbero teutón se erigió como un valladar, un muro imposible de superar para los argentinos que una y otra vez estrellaron sus disparos contra las manos de piedra del guardameta del Bayern. La prórroga, con los dos equipos agotados, no dejó de ser más que un enojoso prolegómeno de la hora de la verdad. Mientras que Romero, el meta argentino se sintió cohibido y distraído, Neuer decidió continuar con su recital bajo los palos, parando los tres primeros disparos, ante las miradas aliviadas del público brasileño, que durante minutos, temieron contemplar la pesadilla de ver a sus vecinos mancillando Maracaná y levantando la Copa del Mundo, delante de sus narices....

Desde Rio, para ESG. Christina Maurer


La final del mundial se aplaza por la lluvia

  La inmensa tromba de agua caída durante todo el día sobre el Rio de Janeiro ha impedido jugar la final de la Copa del Mundo que debía celebrarse esta tarde (a las 4 hora local) en el Estadio de Maracaná. Si bien nadie podía prever el diluvio que caería sobre la ciudad, la lluvia ha puesto de relieve todas las deficiencias e improvisaciones, que han convertido las instalaciones del mundial brasileño en infraestructuras deficientes y a menudo a medio construir. El presidente de la FIFA, centro de todas las críticas, anunció durante ese día y por sorpresa la amnistía para Luis Suárez y pedía la abdicación de Felipe VI. Fuentes de la FIFA posteriormente rectificaban y culpaban del problema a la intérprete estadounidense  de español...

Para ESG. Kevin Pacheco.


España ganaría "una hipotética final" del mundial si el fútbol fuera justo. 
La FIFA se lo está pensando

  España será la ganadora del mundial de Brasil. Así lo han anunciado dos investigadores de la universidad CEU SAN CRISTO de Orihuela. Los investigadores han aplicado un coeficiente extraído de un complicado algoritmo, por el cual se computan las jugadas que más han implementado beneficios estéticos al juego y se eliminan los goles marrulleros y de futbolistas presumiblemente dopados. De acuerdo con este estudio, la final debería ser España contra Camerún, en la que la selección menos africana saldría con ventaja. La FIFA estudia a esta horas suspender la final prevista y convocar a los de Del Bosque en Río. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, desde su sofá, ha declarado que esto demostraría que los directivos de la FIFA son "gente normal que hacen cosas normales". Por otro lado, se estudia la posibilidad de que alienígenas seguidores de "La Roja" podrían abducir a medio equipo argentino si la final acaba jugándose esta noche. La policía brasileña ha pedido la ayuda de los pandilleros...

Alfredo Arrelaño. Río de Janeiro. Brasil. Sudamérica. El Mundo para ESG.




El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter