10 septiembre 2009

Falsos viajes: Schuster en Irán



Me he aficionado a la cocina iraní. Sin hambre, pero con placer, he comido en el restaurante del hotel un plato de joresh, una especie de sopa espesa hecha con legumbres, verduras varias y berenjenas. La cocina iraní es suave, posee sabores delicados y sienta muy bien. Allí he conocido, supuestamente, a Salva, un barbudo barcelonés de treinta y pico años que guarda cierto parecido con Juanito Oiarzábal, pero con todos los dedos. Como está cenando sólo, me invita a acompañarle y yo acepto encantado. Su idea es recorrer la ruta de la seda, pero lo hace sin rigor y desviándose cada dos por tres. Es la quinta vez que visita Irán Soy el típico tipo, me dice, que sale en los programas de viajes como los de Sardá. En España era un importante publicista, pero me harté de todo, vendí mi casa en Vallvidrera para dedicarme a recorrer el mundo.
 
—¿Es verdad eso?
—No, era regatista. Hacía las regatas en las obras. Con la crisis de la construcción me quedé en paro. Lo capitalicé para crear una empresa, pero en lugar de eso decidí ir a ver mundo. Ahora me voy a quedar unas semanas en Irán investigando sobre William Morgan Schuster. Me explica que no es el ex jugador de fútbol.
—Como en España, el país no tuvo suerte en periodos decisivos y también aquí la historia jugó con las cartas marcadas.

No me entero mucho con las metáforas, le pido que vaya al grano.
 
—Me refería a España en 1823 y en 1936. Entre 1905 Y 1911 tuvo lugar en Irán lo que conoce como revolución constitucional que instituyó en el país una monarquía constitucional. Sin embargo, Rusia e Inglaterra, entendieron pronto la amenaza que para sus intereses era un régimen democrático en el país. Schuster, un financiero y jurista estadounidense, fue nombrado ministro de finanzas del país e inició reformas económicas incompatibles con los intereses coloniales de Rusia e Inglaterra. La presión de la primera hizo que fuera destituido. De regreso a Estados Unidos escribió The Strangling of Persia donde denunció las presiones exteriores para acabar con las reformas y la democracia en el país. También en 1978 se tuvieron grandes esperanzas, pero las fuerzas conservadoras pronto rompieron la alianza con los demócratas que habían ayudado a derrocar al Sha. En la actualidad, en Irán, el máximo poder, por encima del presidente, lo tiene el Líder Supremo, Alí Jamenei, su Rouco Varela, y el máximo órgano colegiado es el Consejo de los Guardianes de la Revolución, como nuestra Conferencia Episcopal. Entre otros poderes tienen el de filtrar los candidatos a las elecciones. ¿Has visto la película Persépolis? Te la recomiendo—.

Le digo que no la conozco y las gracias por la clase magistral. Le confieso que no pensaba que los trabajadores de la construcción fueran tan leídos. Me responde que eso es porque no tengo mundo y estoy lleno de prejuicios.

De camino a mi habitación me señalan en la recepción que un señor me está esperando. Me extraño y alarmo porque no conozco a nadie en el país. Me espera en la cafetería un tipo delgado, con chaqueta y camisa abotonada hasta arriba y sin corbata. Me pregunta en español si soy el llamado señor gordo que escribe cierto blog . Le digo que sí y añado que si he escrito algo que ha ofendido al país o a él lo retiraré de inmediato. Soy profesor de español y ha escrito cosas que me ofenden mucho. Volante con b, bocanada con v y otras aún peores. Le digo que es verdad y que ya están corregidas. Me pregunta si, de todas formas, me dejarán entrar en mi país. Le digo que estas cosas no son tan graves en España como otras, y si no que pregunte a Cardeñosa y a Julio Salinas.

Salinas. ¿Hermano del poeta?


http://en.wikipedia.org/wiki/William_Morgan_Shuster

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!