28 octubre 2009

Vestirse por los pies

 
 
  A los que se preocupan por la corrupción, a los valencianos cuyos hijos estudian en barracones porque la Consellería no tiene tiempo, dinero o ganas para que se construyan colegios de verdad, a los dependientes valencianos que no reciben las ayudas porque la Consellería de Bienestar Social de la Comunidad Valenciana les dice que no hay dinero, a los abogados de Valencia que llevan más de un mes de retraso en cobrar los honorarios de Turno de Oficio, a los comerciantes y proveedores a los que la Generalitat Valenciana les dice que no tiene dinero para pagarles. A todos ellos. No hay de qué preocuparse. El dinero no se lo ha llevado El Bigotes y sus secuaces. Estamos en buenas manos, en las mejores, en las manos de Francisco (Paco) Camps. No lo dice cualquiera, lo dice nada más ni nada menos que un artista que ha marcado un hito en la canción española estilo "para chulo mi pirulo”. Estoy hablando del gran Bertín Osborne. El polifacético cantante, filántropo y últimamente gran presentador de concursos en el Pravda audiovisual valenciano, Canal 9, (la televisión donde los presentadores parecen haberse comido tres platos de paella antes de salir en pantalla).

  “El presidente es un tío que se viste por los pies”. Lo dijo con ocasión de la Fundación que lleva su nombre para ayudar a niños con daño cerebral.

  La frase lo dice todo del personaje y de Camps. Paco es un tío que se viste por los pies. Siempre me han intrigado el sentido de algunas frases hechas. Como soy un poco torpe de entendederas tardé en comprender qué significaba y por qué la frase “antes me sacan con los pies por delante”.  Pero "vestirse por los pies", me parece aún más intrigante. No soy tan torpe como para no darme cuenta que tiene algo que ver con los cojones. Por tanto, se refiere a los hombres y no a las mujeres, que quedarían excluidas del elogio de vestirse por los pies. Aunque no veo por qué una mujer no pueda elegir ponerse antes el pantalón o la falda y en cuyo caso se vestiría por los pies. En cambio yo, me di cuenta, de que prefiero ponerme antes la camiseta, porque por alguna razón tengo frío por arriba pero casi nunca por abajo. En sentido real, no figurado, no me visto por los pies, al revés que Camps. ¿Supone eso que no tengo cojones? ¿Y no tener cojones supone que no tengo valor y coraje? ¿Las mujeres no tienen coraje por no tener cojones? ¿Y si pese a ello se visten por los pies?

  Supongo que todo es mucho más fácil. Camps se viste por los pies porque tiene cojones. Como tiene cojones es un tío como Dios Manda. Como es un tío como Dios manda no es un corrupto amigo de Correa y de El Bigotes. Si no lo quieres entender, lector, es que quizás no te vistes por donde debes. En algún momento de nuestra vida a todos los tíos (es decir los hombres en su faceta macho militante) nos hubiera gustado ser Bertin Osborne. Chulo, facha, encantado de haberse conocido, simpático (con una simpatía preconstitucional si se quiere y especialmente dirigida a las suegras, pero simpático a fin de cuentas) mujeriego, sentimental, alto, un señorito andaluz que se puede permitir el lujo de chuparse los pulgares despues de engullir un plato de gambas rojas.

  Es cierto que Osborne no le llega anunciando jamón ni a la suela de los zapatos al gran José Manuel Soto (El rey indiscutible de la teletienda de madrugada) y sus jamones y paletillas provenientes de ese milagro genético que son los cerdos de Ángeles Molina. Pero nadie es perfecto.
Valencianos. Valencianas. Bertin Osborne, experto en vino, canciones melódicas, concursos, fundaciones, tías y jamones nos ha garantizado que nuestro presidente es un pata negra. Todo está bajo control.
 
Ángeles Molina. Productos del cerdo ibérico

Bertín Osborne: "Francisco Camps es un tío honrado que se viste por los pies"

1 comentario:

  1. Esto es un lío de cojones.
    Me alegro de ser mujer, desde luego que es una desventaja en muchas ocasiones, pero tras leer esto no puedo sino reiterar, a pesar de lo que aún queda por conseguir, que me alegro de ser mujer y de carecer de esa parte de la anatomía masculina que tanto se menciona en este artículo.

    Que esas gónadas esclavizan mucho y obligan a hacer más cosas que si tuvieras 20 hijos. Puede que en ocasiones hayan contribuido a avances científicos y tecnológicos pero también han llevado a cometer muchas barbaridades.

    Yo no sé por dónde me visto, una mujer jamás pensaría que el coraje o el valor o cualquier otra cualidad pueda definirse por la parte del cuerpo que comienza una a cubrir primero , piensa más en la ropa que se está poniendo y dependiendo del tipo de mujer unas pensarán en quién la diseñó y si es o no de marca, las más prácticas se fijaran en si puede lavarse en lavadora y es de planchado fácil pero no creo que ninguna pensemos si comenzamos a vestirnos por aquí o por allá.

    Me enseñaron que si no tengo nada agradable que decir sobre alguien es mejor que me calle, motivo por el que no diré nada en mi comentario ni sobre Bertín Osborne ni sobre el Sr.Camps.

    Y lo dejo que tras tanto turrón tantos polvorones y tanta comida de más creo que he ganado unos kilos pero este pantalón de Versace me tiene que entrar por cojon…….

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!