10 diciembre 2009

Cráneos privilegiados que arreglan los problemas de Aminatu Haidar

 
  Se solía decir que los taxistas arreglaban el mundo en dos patadas, y con dos, ya saben ustedes… Su especialidad era la delincuencia, pero tenían el bálsamo de fierabrás de la economía, la ecología, el tráfico, el narcotráfico y el fútbol (¿qué hace Guti jugando todavía en el Madrid?) Yo les cogía y les hacía, les daba, les metía… y ya verían como se termina el problema.

  Presumo ahora que los taxistas ya no son lo que eran. O se cansaron del estereotipo, o son licenciados en económicas y derecho con pocas ganas de conversación, pero el caso es que ya no te dan recetas gratis, infalibles y por lo general expeditivas para solucionar los problemas del mundo en menos que canta un gallo. Ahora encuentre sus recetas infalibles de todo a un euro en los comentarios de los lectores de los diarios por Internet. Si no me creen, den un vistazo a los comentarios que acompañan en cualquier diario el asunto de Aminatu Haidar.

  Llámenme indeciso, pero me parece un asunto lleno de aristas y que puede enfocarse desde distintos puntos de vista dando todos ellos una solución insatisfactoria. ¿Es realmente España responsable de la situación de Haidar? Y en el caso de que lo fuera, ¿realmente está España en condiciones de cumplir la petición de la activista saharaui? ¿Es España únicamente responsable de la situación del Sahara occidental? ¿Es intransigente la postura de Haidar? ¿Cómo debe presionarse al gobierno de Marruecos para que acepte de nuevo a Haidar? ¿Debe España presionar incluso si deteriora las relaciones con Marruecos? ¿Debe ser alimentada Haidar en contra de sus deseos debe dejar que muera? ¿Es justa la postura de Haidar de responsabilizar al gobierno español de su suerte? ¿Hasta que punto la continúa e impune violación de derechos humanos por parte de Marruecos en el Sahara han empujado a Haidar a tomar una decisión desesperada?

  A todo esto respondo que me alegra no ser yo el que me vaya a la cama con la responsabilidad de la solución. Respondo que todas estas preguntas, mi corto entendimiento no es capaz de alcanzar, no son fáciles de responder, excepto si eres… internauta. La red no sólo da anonimato a los distinguidos lectores, sino que les proporciona clarividencia, coraje y mucha falta de compasión. Selecciono sólo alguna de las respuestas que he leído sobre el tema en los últimos días como muestra. Parece que haya recogido una muestra selecta, pero, eché las redes en las ediciones digitales de El Mundo, El País y el Abc. Iba a poner las del diario Información de Alicante, pero no quise por si las acababa leyendo algún menor. Pongo las primeras con las que me he encontrado. Están copiadas tal cual con su peculiar gramática y ortografía. Tan sólo añado las comillas y quito el nombre del sujeto, que en general firma como “cabreao” “un español” o “anónimo”.

“a.C. se ve la fuerza de la democracia en no ceder bajo chantaje ni de rasd ni eta ni ira ni sus muertos. Viva España”.

“Los de la ceja maniobrando para desviar la atención del inútil...”

“si no quiere final trágico que coma, como todos los seres humanos”

“Bueno el frente polisario queria no saber nada mas de España, lo consiquieron y ahora que coño quiere esta señora, por su propia voluntad expulsaron a todos los españoles, que se vaya a Marrueco o a otro lugar aqui no tiene nada que hacer”.

“El Rey no debe intervenir, que arregle el problema zapatero aunque lo dudo porque tenemos un presidente que es lo más malo que ha habido en muchos años en España. Deberia de convocar elecciones e irse antes que haga más daño a España”.

“...Y por una vez, el Gobierno tiene razón, Eso de mendigar a los tercermundistas se le da muy bien y además les toca comerse el marró. Ellos son los que enpezaron con la coña de Al-Andalus. Soberbios con los de casa y humildes con los de fuera”.

¡Cráneo privilegiado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!