29 diciembre 2010

Bienvenidos al desierto

  Como si alguien me hubiera echado una maldición, compruebo cada vez con más asiduidad que las publicaciones y los programas que me interesan de radio y televisión están desapareciendo. He tratado de engañar al trasgo fingiendo que me gustaba "El Hormiguero", pero la triquiñuela no ha funcionado. Lo último ha sido el cierre de CNN+. La sustitución de este canal por el “reality” Gran Hermano no puede tomarse de otra manera sino como una burla. Imposible no ver en semejante canje una metáfora sarcástica, signo de los tiempos. Signo de un país, España, donde la crisis económica —a ver si nos vamos enterando— es lo de menos, en comparación con la crisis de conocimiento, modales, valores ciudadanos y aptitudes profesionales. Un país que no vuelve a la charanga y la pandereta, pues no creo que ni siquiera seamos capaces de tocarlas, sino a la ramplonería pura y dura, la zafiedad  y la banalidad. Los ejemplos son tantos, que con una sola semana podría escribir un libro de "celtiberia" al estilo de los de Luis Carandell, pero sin la misma ingenuidad ni humor de aquella época.
  Esta misma semana el alcalde de Valladolid, (una ciudad en el centro de España que pasa por ser donde mejor castellano se habla), a la sazón ginecólogo, se ufana porque en su opinión va a obtener más votos en las próximas elecciones gracias a los insultos de contenido sexual que dirigió a una ministra. Fabra (un político corrupto de una ciudad costera llamada Castellón) saca pecho, porque por fin parte de los delitos de los que era acusado han prescrito tras años de funcionamiento ineficaz de la  administración de justicia.

  En la calle, la gente no para de tirar las colillas, papeles, basura, echar escupitajos y  meadas. Ha desaparecido del lenguaje coloquial español la expresión por favor y  la palabra gracias. El más que probable futuro presidente del gobierno de España, un tipo llamado  Mariano Rajoy (que hace cuatro día negaba la existencia del cambio climática porque así  se lo había dicho un primo suyo), utiliza habitualmente un lenguaje faltón, vulgar y es incapaz de pronunciar un participio castellano con corrección. Ni que decir tiene, que tampoco habla inglés ni ninguna otra lengua extranjera. El periódico local de mi ciudad recoge hoy la noticia de un tipo ha atracado un banco y se ha ido a tomar un "cuba libre" al bar de enfrente. Mientras, a pocos kilómetros, una mujer marroquí es obligada a bajarse de un autobús con sus hijos pequeños por los insultos racistas de los viajeros.

  No es que CNN+ fuera perfecta, pero los asuntos parecían tratados con rigor, y el punto de vista era cosmopolita, comparado con el muchas veces pacato y palurdo de los medios de comunicación españoles llamados "serios", centrados casi únicamente en nuestras mezquinas rencillas nacionales. La empresa dice que la cadena era económicamente insostenible, pero no hace falta ser un analista de medios para darse cuenta que la operación no obedece a motivos puramente empresariales. El propio Gran Hermano que  lo sustituye, sufre las peores audiencias desde su estreno en España. Se trata de convertir las mentes de todos los ciudadanos en un solar, sin criterio, información ni espíritu crítico, apto para que se construya cualquier tipo de manipulación. Apto para ser un fascista, nacionalista periférico, o simplemente un vegetal cultural y político. Yo creo que no lo conseguirán. No debemos consentir que lo consigan. Sin embargo, si tengo que ser un vegetal cultural y profesional, me pido la lechuga, que al menos es diurética.

 
 
 
 
 
 
 

5 comentarios:

  1. Coincidiendo con parte del artículo si quisiera hacer una serie de correcciones que creo importantes.

    1º.- En España existe la Presunción de Inocencia por mas que el blogger lo ignore en este artículo.

    2º.- Sin restar importancia a las meadas, escupitajos y demás, en un artículo que mezcla tv y política, no se acuerde que en España hay un señor que nos va a subir un 10% la luz, que ya nos subió los impuestos y nos bajó los salarios, que nos va a tener trabajando hasta los 67, entre otras medidas progresistas.

    3º.- Y finalizo, no estaría demás hablando de CNN+, decir que la mala gestión de la multinacional PRISA ha llevado al cierre de este canal que tan poco "share" tenía pero que tantos añoran.

    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Respecto al primero, me gustaría aclarar que la presunción de inocencia, que es un principio básico del proceso penal, no significa que no pueda tenerse opiniones ni exigir otras responsabilidades a las personas que están implicadas en dichos procedimientos.

    Respecto al segundo, es un hecho, y la mención irónica las medidas progresistas están de sobra justificadas.

    Estando de acuerdo con el tercero, no se puede soslayar que otras cadenas con cuentas de resultados aún peores y contenidos paupérrimos sobreviven, muchos de ellos sostenidos con fondos públicos.

    ResponderEliminar
  3. me parece un artículo muy bueno, cada día me gusta más como escribes.

    Ahora, me parece que ser nacionalista periférico implica tener un solar en la azotea, ni ser un nacionalista del centro lo contrario. O sea, nacionalismos no hay unos mejores que otros me parece a mí.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Carlos.Me parece muy pertinente tu comentario, y además lo comparto.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, ya sé que han pasado más de tres meses pero sin querer lo he encontrado y me alegro. No sólo me ha gustado mucho leerlo sino ver como no ha perdido ni un ápice de vigencia y por desgracia me temo que la va a tener durante mucho tiempo más. Si quitamos lo de "Feliz año nuevo" que total, tampoco lo está siendo... el desierto es el mismo.
    Encantada de haberte descubierto Manuel, te seguiré la pista. ¡Me gusta el tono en el que cuentas lo que te da la gana!...
    Quisiera sugerirte la posibilidad de poder registrase en tu blog a través de otros correos-e o Facebook, ya que los que no tenemos cuenta de Google, pues no podemos. CHOLI (Choli López en Fb - cholilopez@hotmail.es)

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!