04 febrero 2011

¿Por qué están tan poco transitadas las pirámides?



"Nunca se han visto las pirámides de Egipto tan poco transitadas, ojalá que pronto se acabe la revuelta". David Bisbal. Cantante melódico español.

Seguramente el mundo sólo pueda explicarse a través de ecuaciones, formulaciones químicas  y cadenas de proteínas, pero para los humanos la comprensión solo puede ser alcanzada mediante las narraciones. Los procesos de cambio social pueden ser seguramente analizados (a posteriori) con precisión quirúrgica, pero la naturaleza melodramática de los humanos siempre está a la espera de la señal, el detonante, la chispa, del acto teatral.  Una vez será la zarza ardiente de Moisés, otra el atentado de Sarajevo y  más tarde la muerte horrible de un frutero tunecino inmolándose delante de los policías que le impedían ganarse la vida cerrando su establecimiento. La imagen terrible del dictador visitando poco antes de su muerte al frutero, entubado y vendado de pies a cabeza, llevó a los tunecinos a la calle. El pobre y el poderoso, el tirano vencido y el héroe muerto, dos personas que jamás hubieran coincidido bajo el mismo techo.

Va a resultar que también a los árabes les gusta la libertad, tener condiciones dignas de vida, ser tratados como ciudadanos. Va a resultar que detestan que los gobernantes y las élites se peguen la gran vida a costa de les roban. Es raro. Estábamos acostumbrados a verlos en el telediario quemando banderas estadounidenses mal pintadas. Parecían siempre los mismos tipos y siempre la misma bandera. De ahí, que fuera tan propicio término de “masas árabes” para describirlos. El otro día aún escuché ese término Shlomo Ben Ami, supuestamente un israelí “sensato”, y sonaba tan anacrónico y absurdo como el resto de su discurso explicativo de la situación egipcia, como si estuviera desentrañando los misterios del programa operativo MS Dos. Imposible diagnosticar lo que les pasa a las personas cuando uno se ha empeñado en estudiar tratados de teología.

Al final, va a resultar que los egipcios, los tunecinos, los árabes en general, tienen ideales democráticos. Va a resultar que son capaces de realizar revueltas pacíficas y bien organizadas gracias a las nuevas tecnologías de la información. Va a resultar que las mujeres árabes no sólo estaban para decir amén (por supuesto en su versión musulmana) y preparar el cous-cous a sus primitivos maridos, sino que participan activamente en la sociedad y en la política de sus países. Va a resultar que no quieren “ayatolas” sino elecciones libres.

 Es verdad que hay peligros agazapados. No hace falta haber estudiado en los Hermanos Maristas para desconfiar de una asociación que se llama Hermanos Musulmanes. Sabemos qué pasó en Irán en 1979. Pero,  si fueran alemanes o franceses; ¿no estaríamos coreando sus coreando sus lemas y canciones, y no las de Bisbal?

En el fondo ¿No estamos llenos de temor? ¿Vendrán ahora los islamistas? Quizá aún peor; ¿se convertirán esos países prósperos y democráticos  que reclamen su espacio en el mundo? Viva la libertad, incluso la igualdad y la fraternidad (también la sororidad). Viva siempre que nos convenga, por supuesto.

"El insulto es lo único que os queda, y también mucho tiempo libre".
David Bisbal. Cantante melódico español, en respuesta a las críticas recibidas por su comentario sobre los acontecimientos de Egipto.

1 comentario:

¡Gracias por tu comentario!