07 diciembre 2012

Jordi, Manuel, Joan y otros Indultados

  En las fiestas de las Hogueras de San Juan en Alicante, como en las Fallas de Valencia, se indulta a un "ninot" (o monigote),  y sólo a uno , de los cientos repartidos por la ciudad. Las fallas, como las hogueras, consisten en monumentos de cartón y madera cuyo destino, tras ser admirado, es acabar consumidos por el fuego. Los "ninot" son figuras que rodean la estructura principal, algunas un prodigio de la caricatura. El "ninot" indultado de "morir" en el fuego debe de tener unas cualidades excepcionales. Su futuro será coger polvo en un museo mientras se estropea, pues su naturaleza es la de ser quemado con el resto de sus compañeros. También en las corridas de toros se "indultan" a los toros que han tenido un comportamiento excepcional en la plaza. Se les perdona la vida, se curan sus heridas y, habitualmente, se les utiliza como sementales.

  A las personas condenadas por algún delito, de vez en cuando, (van más de 500 este año) también se les indulta. Por ejemplo a estos Mossos d´ Esquadra (policía de Cataluña).  Se llaman Manuel F.M (quizás Manel o Manu para los amigos), Joan S.P, Jordi P.B, Fernando C.L y Alejandro G.A (Álex). El día 27 de julio de 2006 estos agentes, sin identificarse como tales, propinaron una paliza, insultaron y amenazaron de muerte al ciudadano rumano Lucian P. mientras paseaba por la calle acompañado de su mujer. Ella se encontraba embarazada, lo cual no fue obstáculo para que sufriera también un trato degradante. Llevaron a Lucian a la ya célebre comisaría de Les Corts. Allí volvieron a amenzarle y le introdujeron una pistola en la boca. —¿En qué película de Steven Seagal o de Claude Van Damme he visto ya ésto?—.  

  La Audiencia Provincial de Barcelona  condenó a seis años y siete meses de prisión por los delitos de torturas, lesiones y detención ilegal al Jordi, el Manel y el Joan. Recoge la sentencia que los "mossos"  le propinaron reiterados  golpes y puñetazos en todo el cuerpo y le pisaron la cabeza contra el asfalto (¿pero en qué película he visto eso?). El Jordi, según la sentencia, le dijo la muy cinematográfica pero trillada frase: "si la juez te suelta, te podemos matar. No serás el primero". Quiero pensar que la frase fue dicha en catalán, y al menos los agentes respetaron el uso reglamentario de la lengua autóctona. El Tribunal Supremo redujo la condena de estos tres agentes en un año y diez meses y... el gobierno los indultó.  Dice el gobierno que se tuvieron en cuenta datos que no apreciaron los tribunales, a saber: su curriculum y las adhesiones recibidas (de amigos, mujeres, colegas y otras especies afines). Los agentes, que no ingresaron en prisión, han vuelto a ejercer de policías, pues estima el gobierno "que no existe impedimento legal".

  Así que Jordi, Manuel y Joan han vuelto a las calles y los ciudadanos de bien ya podemos dormir tranquilos. Nuestros "mossos" velan por nosotros. Se unen a sus compis Albert, Juan y Mónica, quienes ya habían detenido ilegalmente a una persona y la habían torturado. También ellos fueron indultados. Quizá hayan creado "la penya dels indultats". Es posible que se reúnan a comer setas y butifarra y a presumir sobre quién puede dar la hostia más fuerte.

  Ni que decir tiene que Lucien era inocente del robo que lo acusaron. Justo es reconocer que Steven Seagal, Jean Claude Van Damme y otros héroes siempre apalizan sólo a malvados y homologables, pero la realidad nunca es tan redonda como la ficción.  Supongo que no se puede pedir heroicidad de testosterona y luces intelectuales al tiempo.  Es posible que el gobierno los quiera como sementales, pese a que se parezcan más a "ninots".





6 comentarios:

  1. ... Pero resulta que al final siempre aparece la justicia (no los tribunales ni los indultadores) y continuará la película: se divertirán con la persona equivocada y más tarde mancharán sus calzones por separado. Por cierto, a un toxicómano ya rehabilitado, con su vida recuperada e insertado de nuevo en la sociedad, el govierno le acaba de negar el indulto y tuvo que ingresar en prisión para cumplir su condena de siete años (que no le ha rebajado nadie ni unos pocos minutos) por trapichear con medio gramo de heroina. Imagino yo que este gobierno considera mucho más apropiado el castigo despiadado para "este peligroso narco" que no para los camorristas que enturvian el prestigio de las policías de este país.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, todo esto me sigue dando mucho miedo y pena a la vez, nos podría pasar a cualquiera, al final y aunque tengo que decir q creo en la justicia es como si la justicia fuese una roca o mi idea de ella y poco a poco fuese habiendo más grietas y piedritas que fuesen desprendiendose de ella con lo que esa gran roca poco a poco no fuese tal. Entiendo que en todas las ramas existan fallos porque somos humanos no que no me parece tan bien es que existan "presuntamente" favoritismos. Bs. Mi

    ResponderEliminar
  3. Ni qué decir sobre las bolas que según Puig no se tiraron pero dejaron a una mujer sin un ojo el día de la vaga general en Barcelona, y el mismo día pegaron (con 3 porrazos) a un adolescente en Tarragona sin motivo alguno (dicen que les rebotó la porra cuando estaban persiguiendo a otro... 3 veces!) y como no tuvieron suficiente propinaron una paliza a una chica (también adolescente) que les recriminó tal iluminada conducta, y no por uno, sino por dos Mossos! Indignante que tengamos según qué personajes ejerciendo la autoridad! Para el bien de los Mossos y de Catalunya, que extirpen aquellos que no cumplan con sus obligaciones. Además, que vayan todos identificados. Así de fácil!

    ResponderEliminar
  4. Bah, esto es calderilla, podemos indultarles sin problema. Ahora, nunca a peligrosos delincuentes como un pobre drogadicto que realizó un minirrobo hace seis años y ya está perfectamente recuperado, pudiendo volver a recaer por el grandísimo efecto de contagio de la cárcel.

    ResponderEliminar
  5. Y cambiando de tema, Feliz Navidad, amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  6. Gracias María. Feliz Navidad y felices fiestas.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!