23 julio 2013

Pechos fuera

  Pido perdón por tratar con frivolidad un tema serio, aunque la banalidad, la falta de rigor y estar en ayuno de información sea marca de la casa; de lo contrario militaría en Izquierda Unida o sería contertulio de 13 TV. Pido perdón por dar rodeos antes de entrar en el tema serio. Si no lo hiciera, hubiera sido admitido en el Máster de Periodismo de El País, y posteriormente hubiera sido afectado por un ERE de Prisa.

  A quienes ronden los 40 años o tengan hermanos que lo hagan les sonará la frase del título, todo un eslogan generacional. Se trata de una frase de la celebérrima serie de dibujos animados Mazinger Z. La serie fue luego condenada al ostracismo por machista y bélica por un tribunal de pedagogos y gentes del "Ampa" (pero es idolatrada en el hampa). Como toda buena frase mítica, nunca se pronunció (como aclara este reportaje de ABC), lo que la hace todavía más legendaria, a la altura de otras imposturas, como "Tócala otra vez Sam" o "No me siento las piernas".

  Mazinger Z, cuyo nombre germánico ya inspira poca confianza, era un súper robot pilotado por Koji Kabuto (japonés) que luchaba contra dos seres malignos: El doctor Infierno (cuyo look recordaba al de Carlos Marx) y su esbirro el Barón Ashler, un inquietante ser mitad varón, mitad hembra. Afrodita A era la robot chica (no es bueno que el androide esté solo), cuyos únicos y limitados poderes eran dos torpedos en forma de pechos. Afrodita A en general era un estorbo, y servía argumentalmente para ser secuestrada y posteriormente rescatada por Mazinger. En resumidas cuentas: los buenos (el eje alemán/japonés) eran una panda de reaccionarios; y los malos representaban la pluralidad sexual, ideológica, cultural y la mala leche. De niño ya lo sospechaba.

  Puede que los pechos de Afrodita A fueran un arma humilde, pero es el arma que ha quedado en el recuerdo de los fans. Puede que los "robots tíos" fueran más poderosos, pero sus habilidades letales no  han perdurado tanto en la memoria. Afrodita A era poderosa, pese a los guionistas de la serie.

  No hace falta ser un psicoanalista para saber que los pechos fascinan a los varones (tanto heterosexuales como homosexuales) y a las mujeres (por supuesto a las lesbianas pero también a las heteros). Cuando un pecho se muestra desnudo por error, una legión de mirones lo buscan con fruición y desesperación en la red, como el furtivo pecho de Ona Carbonell en los mundiales de natación. A veces ese pecho furtivo escandaliza a las masas hamburguesadas, como el de Janet Jackson.

  Llegado a este punto, ¿Cómo no desafiar con unos pechos desnudos al poder, a los integristas, a los puritanos, a los dictadores, a los religiosos? Un pecho de mujer es más poderoso que cien barricadas, que trescientas piedras, que miles de sermones de curas, imanes y rabinos. No es por casualidad que la libertad de Delacroix los mostrara. El pecho exhibido como protesta desafía a los pacatos. Les reta porque pone frente a frente el deseo de los malvados con su hipocresía. Harina de otro costal es por qué los pechos "reinvidicativos"  suelen ser como los pechos "comerciales".

 Por eso mi respeto y apoyo a la tunecina Amina Tyler quien se está enfrentando con valentía a la barbarie de los barbudos. Mis respetos y mi apoyo a las mujeres, como las Pussy Riot que se enfrentan desnudas frente al poder de los fanáticos y los delincuentes de escaño blanco. Las podrán tapar, pero no  callar.


El Señor Gordo
El humor está aquí, en algún sitio
Estamos en Facebook y Twitter


13 comentarios:

  1. Jajajajaja. Divertido y lúcido como siempre.
    Como ya dijo El Perich: "Por el humor se sabe donde está el fuego".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Si lo dijo El Perich va a misa.

    ResponderEliminar
  3. Peor aún no se ha visto una femen que no parezca una Venus

    ResponderEliminar
  4. Un paseo desde los años 70, con humor, para llegar a algo tan serio como la lucha de Amina Tyler, y otras mujeres, en nuestros días.
    Sí señor....gordo!!!!
    ;)

    ResponderEliminar
  5. From this day forward I shall imagine that my breasts are now as important as any lethal weapon.... I feel rather empowered by your blog and shall walk around naked with pride :-)

    ResponderEliminar
  6. Tetas o, más técnicamente, mamas... Lo de "pechos" no sé... No lo termino de asimilar... En cualquier caso que viva esta tía, y muchas otras como ella,combatiendo la jilipollez a fuerza de piel desnuda. Para bien de todas, y de todos...

    ResponderEliminar
  7. ...Lo de las trescientas piedras, en un país musulmán, a lo peor lo logra....

    ResponderEliminar
  8. Quizá tu respetes y apoyes a Amina Tyler, pero ella ha dejado claro que detesta a la gente como tu que no sabe respetar lo que no comparte. El pecho de las mujeres es una parte del cuerpo como otra cualquiera, no un arma con la que saciar tus fobias, y te aseguro que gente con barba la hay en todas las religiones, ideologías y formas de ser que te puedas imaginar.

    ResponderEliminar
  9. existe ya un tema sobre los pechos parando casi una guerra con la cancion,.. lo encuentro interesante

    ResponderEliminar
  10. Claro, de hecho la muchacha que guía al pueblo francés en 1789, en las representaciones alegóricas, tiene les mamelles al aire. Pero estas jovencitas son un poco cansinas.

    ResponderEliminar
  11. toda la vida he oído decir que "más valen tetas que carretas"

    ResponderEliminar
  12. Por que de las personas que más lucha por los presos en Marruecos, es una Mujer. Por la lucha de las mujeres en las revoluciones.

    http://carcelesmarruecos.blogspot.com.es/2013/03/por-ellas-por-las-mujeres.html?showComment=1362821100526#c171388795536443896

    ResponderEliminar
  13. Pues a mí me parece que de esa manera no consiguen defender derechos de la mujer.
    Lo único que consiguen haciendo extravagancias de este tipo es que la sociedad les ponga una etiqueta, sin más.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!