06 abril 2014

¿Gordita o BBW?

  Supongo que conocen los hechos. En un programa de televisión, de esos que aparentan ser una tertulia seria de actualidad, participaba la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Barcelona, Ada Colau, y otro tipo cuyo nombre no es relevante. En un momento del debate Colau recordaba al tipo cuyo nombre no es relevante que sus opiniones estaban condicionadas por su acomodada situación (y la de sus relaciones). Sintiéndose atacado personalmente, el periodista llamó "gordita" a Colau y de resultas de un análisis visual de su índice de masa corporal concluyó que Colau no sufría de desnutrición.

  Todo un poco pueril, pero avancemos. El conductor del programa pidió al periodista/nutricionista que abandonara el programa. Ya se sabe que en esos programas, los acalorados contertulios pasan de ser expertos en posesión de la verdad y el secreto de la alquimia a aturdidos escolares a los que se les puede sacar de la oreja del aula. Así es la naturaleza de las relaciones laborales en la televisión (y en España).

  Los bienpensantes dirán: bien expulsado está el fulano, nadie tiene que meterse con el aspecto de alguien. Pero demos un paso más. Primero, por qué llamar a alguien gordita significa per se un insulto. En segundo lugar, el umbral de tolerancia con los menosprecios que se tiene en la televisión española. Como sabe cualquier espectador ibérico, el insulto está a la orden del día, no solo en los programas que no entran dentro de la categoría de la casquería, sino en otros que se consideran "serios", e incluso cabría decir que en la propia vida pública española.

  ¿Entonces por qué es tan ofensivo la palabra gordita? La conclusión inevitable es que incluso para los bienpensantes, estar gordita o directamente gordo y proclamarlo es más insultante que ser corrupto, ladrón, inculto, sucio, gañán, desconsiderado, torpe, zopenco, zángano, parásito o simplemente bobo.

  Alguno dirá que no hay que buscarle tres pies al gato, pero algunos felinos tienen tres y hasta cuatro patas. La demonización (¡qué palabra tan de contertulio!) de la gordura y especialmente de las gordura femenina (ellas son focas y ellos fuertes) no solo es el reflejo de una sociedad machista sino de una sociedad que no admite bien la diversidad. Y yo proclamo que la admisión de la diversidad y el reconocimiento de su valor es la principal vacuna contra la intolerancia y el camino hacia la riqueza vital de la gente. (¿Nadie me pone una fanfarria?). Daré pruebas.

  No crean que me alejo del tema de los gordos. Le diré algo más provocador que estar gordo: decir que te gustan los gordos (en mi caso las gordas). Hace muchos años que salí del armario, si es que estuve alguna vez dentro. Como a todos los que nos toca salir del armario en algún sentido, somos considerados raros, pervertidos, fetichistas, desviados o aún peor, fracasados. Un apóstol de la enfermedad o un hipócrita que se hace pasar por lo que no es.  

  Y sin embargo no digo nada que no se diga países como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Australia y otros países retrasados. En ellos hay multitud de páginas que reivindican y demuestran que otros cánones de belleza son posibles. Que existen otros deseos, otras posibilidades. Citarlas todas merecería un blog entero dedicado a ellas, pero suelen tener un denominador común: "no hay disculpas". No se trata de que gorditas y gorditos "se sientan bien", sino probar que la belleza dista mucho de los cánones sota, caballo y rey. El día que gordita no sea un insulto, pero chapucero, corrupto, arribista sí, habremos mejorado.

  Doy algunos enlaces y solo pondré los más asépticos, pero puede encontrarse de todo y con opiniones de todos los gustos. Les daré, eso sí, las palabras clave para que busquen. BBW (Big Beautiful Woman), SSBBW (Supersized Big Beautiful Woman) BHM (Big Handsome Man).

  • UE 100. A Alemania no solo se va a buscar trabajo. Si eres peso pesado o ese es tu gusto esta web monta fiestas glamourosas. Al menos la buena cerveza está garantizada.
  • Catay. Personal proyecto fotográfico de la artista estadounidense Cat Oake. Kilos e ironía a partes iguales.
  • Wolkenmadchen Fotografías, textos y  dibujos no sometidos a régimen con sabor centroeuropeo.
  • This is Meagan Kerr. Moda XXL desde las antípodas.
  • Tess Munster.  Una de las modelos plus size más populares del mundo.



El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

22 comentarios:

  1. Thanks for the link to my site Señor Gordo. :-)

    ResponderEliminar
  2. Interesante. Estoy de acuerdo prácticamente en todo. Pero tengo algunas dudas. Esa diversidad que defendemos... ¿no se convierte específicamente en fetichismo o intransigente cuando solo vemos ese campo? Me explico, usted mismo dice que se organizan fiestas exclusivas para gordas o gordos, igual que se convocan gay parades. Entonces, ¿dónde está la diversidad si están seccionando no solo por una condición física, sino también sexual? ¿Orgullo o ghettos? El simple hecho que haya que dar explicaciones o engrandecer nuestra condición, sea cual sea, ya es un asco. El reconocimiento debería ser total para todos.¿Hay fiestas de calvos, fiestas para tios con el pene grande? ¿Fiestas de diabéticos? Vamos por buen camino, supongo, pero aún no somos libres. Está muy bien que le gusten las gordas, pero eso no deja ser algo sexual e íntimo que vamos exhibiendo. Así que dónde está la libertad. No piense que no estoy de acuerdo con lo que dice, que si lo estoy, pero miro más allá. Páginas llenas de sectarismo. Soy gorda y me acepto como soy por lo tnto que me hago un blog donde voy a enseñar mis enormes piernas, mis enormes pechos y lencería nueva. ¿Por qué? ¿Hay blogs de chicas talla media que hagan eso para sentirse aceptadas? No sé, hay algo que aún me huele a chamusquina en todo esto. Creo que somos esclavos de lo que nosotros llamamos nuestras propias libertades. El día que esto no tenga que existir, donde todos nos aceptemos por igual y nada sea condicionante, entonces, sí podremos ser libres. Gracias por el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Yo también comparto, aunque parezca contradictorio con lo que he escrito, lo que dices en tu comentario. A veces pedimos espacios donde ser libres y lo que se logra es derecho a tener un gueto.

      Eliminar
  3. Por eso tú bolg se llama "El señor gordo", pero ¿y si se llamara "La señora gorda?". Ya no quedaría tan bien. Firma: una gordita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, el nombre está inspirado en un blog de un escritor peruano que se llamaba algo parecido a a una señora gorda. De hecho me gustaría más así, pero además de copiar el nombre blog ya existente, no tendríamos de santo patrón a Sir Alfred.

      Eliminar
    2. Es verdad, él que está siempre bajo esa ducha de Psicosis...

      Eliminar
  4. a mi es que me encantan especialmente las tetonas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa igual. Me ha gustado el post.

      Un saludo

      Eliminar
  5. Estupendo post, uno de los mejores.
    Yo como niña rellenita, adolescente gordita y mujer gorda siempre he tenido que oír "lindezas" hacia mi persona, y gordita es la más light, incluso según quien te lo diga y en que momento hasta puede gustar.
    Pero lo del señor Rojo no deja de ser el reflejo de lo que queramos o no es nuestro lenguaje, es machista y punto.
    Y para l@s que creen que son poseedores de algún tipo de verdad por el hecho de tener un cuerpo que está dentro de "los cánones normales que dicta la sociedad", genial, seguid pensando que l@s gord@s no ligamos. Gordi Love.

    ResponderEliminar
  6. Bah, el tema es estar a gusto con uno o una misma y ser tal cual se es. Te doy un enlace en clave de humor
    http://youtu.be/idoHNRYwRT0
    Un abrazo, Manolo

    ResponderEliminar
  7. ¿Pero os estáis leyendo? "A mi me ocurre igual, me encantan las tetonas... hay algo peor que ser gorda, que te gusten las gordas... " ahora resulta que tenéis una especie de enfermedad y nosotras somos unos bichos raros. Podemos hacer terapia de grupo juntos no? Asi nos sentiremos aceptados todos juntos, las que somos así y a los que os pone eso. No deja de ser lo mismo siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona. Mi comentario no trataba de faltar al respeto. Como ves, en mi blog, todo el mundo puede expresarse con libertad y por supuesto, mostrar su gusto o disgusto con lo publicado. Gracias por tu participación.

      Eliminar
  8. Estoy muy de acuerdo. Para mí te faltó hablar sobre la obsesión de cierta gente en demonizar este movimiento "fat pride" diciendo que promueve un estilo de vida poco saludable. En primer lugar, no creo que nadie que esté delgado quiera convertirse en gordo sólo porque existan personas que pidan de manera pública que su cuerpo sea aceptado como algo normal. En segundo lugar, la salud mental también es salud. Flaco favor hacemos a nadie si queremos que cambie su estilo de vida por uno más saludable si en lugar de ayudarle a quererse a sí mismo lo que hacemos es machacarle y minarle la autoestima. Porque, aunque todos estos nutricionistas de barra de bar no lo sepan, el primer paso para poder hacer dieta y ejercicio y que sea algo perdurable en el tiempo es quererse a uno mismo. Y en tercer lugar, mucha preocupación por los gordos, pero ¿y los delgados que comen mal, o son sedentarios? ¿es que yo soy más culpable sólo porque mis "pecados" hacia mi cuerpo se me notan a simple vista? ¿tienen la misma preocupación por la gente que fuma? Ah no, que fumar es sexy. El problema es que no son capaces de reconocer que no les gusta ver a una gorda, y se excusan con el tema de la salud. Y lo que es peor, y tú mencionas en tu artículo, nunca entenderán que a alguien sí le puedan gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco y felicito por tu comentario, expuesto con gran brillantez y que suscribo totalmente.

      Eliminar
    2. Muy acertado tu comentario Anonimo, sin embargo ( perdón por lo que voy a decir, seguramente entendí mal y estoy equivocada), ¿estás diciendo que l@s gord@s por serlo no nos queremos a nosotr@s mism@s?, ¿que nos tienen que cambiar el estilo de vida?.
      Soy gorda, me quiero, aunque como todo el mundo tengo mis días mejores y peores, pero sobre todo ¿quién es nadie para decirme lo que debo hacer con algo tan sumamente personal como es mi cuerpo y mi vida?. Pero ni la mía ni la de nadie. repito seguramente entendí mal. Gordi Love

      Eliminar
  9. No es lo mejor q has escrito

    ResponderEliminar
  10. Te felicito por el post. He entrado a través de Google buscando bbw. No conocía el blog, pero a partir de ahora lo seguiré.

    Me resulta muy agradable encontrar gente con los mismos gustos y que lo expresen así. Me gustaría encontrar más a menudo contenidos de este tipo y en español.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!