01 julio 2014

Mi lista incompleta de citas literarias preferidas (¡Gol!)

  Estaba limpiando mi casa (mi madre se alegrará), poniendo los calzoncillos en su cajón, los calcetines con su par del mismo color —si es que eso es posible— y para amenizar he puesto música. ¿Y?... Que me ha dado por escribir ¿Y?... Salió como por azar el célebre tema de Bruce Springsteen "The river".


Y ese río me llevó a otro...

                  Un río literario...

                              Y ese río a uno de los inicios de novelas más bellos...




  No es que eso me convierta en autoridad para recomendar nada, pero he pensado que les podría apetecer, ahora que huele en Alicante a sal, sardinas y verano, que les hiciera una breve lista de mis pasajes de novelas preferidos. Algunos no llegan a un párrafo, acaso unas breves líneas. Algunas célebres, otras no tanto. ¿Y?... Dirán. Eso digo yo, pero espero que les guste. Que todos los autores sean nacionales de un país que ha jugado los octavos de final del mundial 2014 es pura coincidencia, porque yo, detesto el fútbol.


  • "The famished road". (1991). Ben Okri. Hablando de ríos... No quiero parecer pedante, pero me resulta imposible traducirlo sin que pierda su belleza esta pequeña joya con la que se inicia esta novela del narrador y poeta nigeriano. "In the beginning there was a river. The river became a road and the road branched out to the whole world. And because the road was once a river it was always hungry".

  • Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, publicado en "El Jardín de los senderos que se bifurcan". (1941). Jorge Luis Borges.  Acaba de ganar Argentina a Suiza en el mundial jugándose uno de los cinco minutos finales más locos de la historia del fútbol. Necesario, pero no justo, es hacer un homenaje con un compatriota que más aborrecía (con permiso de Ernesto Sábato) el balompié. Dicen que siempre esperó el Nobel que nunca le dieron. En mi opinión él estaba por encima de ese premio. "Los espejos y la cópula son abominables, porque multiplican el número de hombres". 

  • "Mi planta de naranja lima". José Mauro de Vasconcelos. (1968). Ay Brasil. Ya no sabemos si amarla o temerla. Si mandar a una ONG para que les ayude con los pobres o mandar nuestro currículum para que nos saque a nosotros de pobres. 
"Entre as palmeiras bizarras

cantam todas as cigarras

ao pôr oiro do sol.

Do beiral vê-se o horizonte.

No jardim canta uma fonte.

E una fonte un rouxinol..."


  • "La noche del cazador". (1953). Davis Grubb.  Y qué decir de los americanos, tan salvajes que no saben utilizar los cubiertos. Tan familiares que ya todos somos estadounidenses: amantes del cine de Hollywood, de las hamburguesas, los mac y REM. Cine clásico y literatura americana. Qué bendita promiscuidad. "Una mano de niño y un pedazo de tiza hicieron el garabato cuidadoso, pero infantil de trazos blancos sobre ladrillos rojos en el muro junto a la cuadra de caballos de alquiler de Jander; dos toscos palotes en ángulo eran la horca, una gruesa línea quebrada la cuerda, y una especie de espantapájaros el ahorcado".

  • "Liquidación final". (2012). Petros Márkaris.  Grecia podrá no tener un duro. Parafraseando al reverendo del hombre tranquilo que hablaba sobre Irlanda. Podrá ser un país pobre, pero aquí... Allí las mujeres parece que se tenían que acostar con sus hombres, en Grecia siempre quedarán literatos, filósofos poetas y poetisas, el dórico el jónico y el corintio que ninguna Troika podrá robar.  —"Déjeme que se lo explique— responde él con calma—. Aquí donde me ve usted, he construido media región del Ática, desde la avenida Maratón hacia abajo. Me acusan de haberlo hecho ilegalmente, en terrenos quemados, en zonas boscosas no urbanizables, en tierras municipales. No lo negaré, pero también he dado trabajo a mucha gente, he adquirido toneladas de de maquinaria y de material, los que compraban casas construidas por mi pedían préstamos hipotecarios y los bancos hacían negocio. Es lo que llaman "desarrollo económico", amigo mío".


  Pero no era mi intención amargarles la jornada. Al contrario. ¿No le dan estos entremeses ganas de entregarse a un atracón literario? Algo así como "En busca del tiempo perdido" pero sin bicarbonato y sin escalas. Les he preparado de despedida algo menos cruento, pero igual exquisitamente francés. O mejor no. ¿Por qué no gastarles una jugarreta a nuestros vecinos? A fin de cuentas eso nos encanta y les gusta hasta a los catalanes. Francés no, mejor belga, selección que juega, curiosamente ahora, mientras escribo estas páginas. ¡Maldito fútbol!  


  • "Ordeno y mando". (2010). Amélie Nothomb"Las mentiras tienen un curioso poder: quien las inventa las obedece".

Pues eso.

El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

4 comentarios:

  1. A mi hasta ahora no me ha ido mal con sus recomendaciones literarias...

    ResponderEliminar
  2. Fabuloso. Los míos, aunque son del mismo libro:

    "¿Quién dice que no se puede estar dormido y despierto a la vez? ¿Dónde está escrito que no se puede ser feliz y desgraciado al mismo tiempo?"

    "...estaría esperándole, con la bendita fe de los engañados."

    "Los honores, después de tanta humillación, no se soportan como antes, se viven como una angustia..."

    "Una ciudad de millones de fuegos se extendía a sus pies...En algún lugar de ese luminoso desorden también ardía un pequeño fuego que él había encendido y después abandonó a su suerte."

    "Tal vez un comportamiento como el suyo no encajaba en ninguna teoría. Pero, ¿dónde está escrito que todo tenga que encajar? ¿Acaso los demás hechos de la naturaleza se corresponden con las teorías humanas?"

    "Sí, ¡mañana serás un cadáver! Ése es el resumen exacto de todo."

    "Sin embargo era consciente de que no hay mentiras en el alma humana. ¿Acaso existe diferencia alguna entre llevar a cabo y desear? En tanto que el hombre forma parte de la naturaleza, cada palabra y hasta el último pensamiento forma parte del cosmos. Sólo será preciso distinguir entre lo esencial y lo accesorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me apunto tus citas, especialmente la tercera.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!