20 noviembre 2014

Los crímenes de la rue Podemos y otros relatos de terror

  Un cuento es un relato o narración, pero también, según el diccionario de Manuel Seco, un cuento "es una mentira, a veces con intención enfática", "afectación o fingimiento con el que alguien trata de exagerar la importancia propia" y también "un chisme o noticia desfavorable acerca de una persona".

Estos cuentos van a abundar de aquí hasta el día de las elecciones generales.

 Les anticipo el leitmotiv de todos ellos: demostrar la villanía (y de vez en cuanto la santidad) de los líderes de Podemos.

  Se publicó con gran escándalo (escándalo en el sentido del Capitán Renault en Casablanca) que Iñigo Errejón cobraba una beca de la Universidad de Málaga cuando en realidad reside en Madrid. Una beca en la que fue el único candidato y ofrecida por un colega de profesión, es decir, lo normal. ¿Desde cuándo los profesores dan clase a sus alumnos? La "carga docente" siempre ha quedado para los profesores asociados y similares.

  En realidad el asunto Errejón da igual. Hubo otros anteriores, como los que intentaban demostrar la impostura de los dirigentes de Podemos en su "postureo" de pobreza franciscana al ser sorprendidos viajando en primera clase desde Bruselas o alimentándose de otras viandas que no fueran grasientos kebabs.

  Durante estos meses los dirigentes de Podemos serán desenmascarados realizando equívocas actividades tales como: esquiar en Baqueira Beret, abrir una botella de Rioja de más de diez euros, comprar en Massimo Dutti, poner los pies encima de la mesa, tirar kleenex al suelo, cobrar sin dar clase, suspender sólo a los alumnos de derechas, emborracharse en conciertos de Pablo Alborán, vender pulseras republicanas en mercadillos sin licencia, comprar un dúplex, escuchar a Mocedades, casarse por la Iglesia y otras felonías por el estilo.

  Hablará una empleada de hogar que trabajaba sin contrato limpiando la casa de Pablo Iglesias y denunciará que sus gayumbos son Calvin Klein. Los alumnos de Errejón dirán que no lo han visto aparecer durante un año y eso que hicieron huelga de hambre solicitando su presencia. Una atractiva doctora venezolana casada y con dos hijos asegurará haberse sentido "acosada" por Monedero, quien le remitió más de ciento cincuenta mensajes de amor de tórrido contenido y lenguaje, en el que suplicaba que "si no lo hacía por él,  lo hiciera al menos en memoria de Chávez".

  Los contertulios, periodistas, expertos y politólogos debatirán si el "acosador" Monedero puede ser realmente digno de ser elegido diputado, si el vago Errejón puede ser ministro del Interior. Negarán legitimidad "moral" a Iglesias para ser presidente del Gobierno, pues un hombre que miente sobre la marca de sus calzoncillos es un hombre sin escrúpulos que puede igualmente socializar la economía, racionar la compra de prendas de Zara y enviar a los disidentes políticos a "gulags" en Olot. Habrá que armarse de ironía para ver cómo los leones denuncian a las jirafas por comerse las acacias y destrozar el medio ambiente.

  ¿Pero qué más da? Los "grupies" de Podemos cantarán himnos en loor de los líderes. Nos hartaremos de saber las matrículas de honor de Iglesias (tú ninguna Señor Gordo/Casta/Cutrón), la colección de doctorados, publicaciones científicas, estudios sociológicos e historial de compromiso político de sus cuadros. Como hay una violoncelista en su "Consejo Ciudadano", no sería de extrañar que la estación del metro de Usera fuera el marco del estreno del cuarteto de cuerda opus 1 en re menor "Caneando a la Casta", también llamada "La Coleta guiando al pueblo".

  ¿Se ríen? No ser rían tanto. 

  Verán hasta qué punto el debate va a ser subterráneo. Verán cómo Nostradamus era un aficionado. Verán cómo los argumentos políticos parecerán diseñados para niños de cinco años. Ya verán el tono mamporrero, los crochet al hígado. Ya comprobarán la intoxicación del bla bla bla, buah, buah, buah, se acordarán de El Señor Gordo y lamentarán no tener su camiseta de emergencia.




El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

8 comentarios:

  1. Es buenísimo.... lo que me he podido reir...

    ResponderEliminar
  2. Lo lamentable, lo triste es qeu va a tener usted razón, y en vez de discutir de proyecto político, hablaremos de si Pablo Iglesias se tira un pedo, unos lo llamaran maleducado y otros le defenderan por naturista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, aunque espero que Iglesias no se lo haga o si lo hace que sea en la intimidad.

      Eliminar
  3. Pues parece que Monedero si ha sido "desenmascarado"

    ResponderEliminar
  4. Y efectivamente, y es bastante triste, tiene usted más razón que un santo

    ResponderEliminar
  5. Es que, simplemente por seguirle en su razonamiento disparatado, el señor Errejón es un simple pnn, o sea de esa categoría de "profesores asociados y similares..." O sea que según su disparatado argumento, sería de los que te tocaría doblar el lomo...Y ni por esas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, aunque no lo entiendo. ¿Es disparatado mi razonamiento' ¿Es disparatado el de alguno de los comentarios? ¿Somos todos disparatados?

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!