08 noviembre 2014

Catalonia: Independence Day. El reality

  Me había prometido no volver a tocar el tema catalán. 

  Sin embargo las informaciones que me llegan son tan divertidas que me veo imposibilitado de hacer honor a mi palabra. Como saben mañana es el día 1 del año 1 del Siglo I de la hégira catalana. Caerá el yugo español, se atarán los perros con butifarras y el Real Madrid no volverá a mancillar el Camp Nou. La consulta es una encuesta pero que en realidad es un referéndum que no se permite hacer pero que se hace, que la Generalitat no organiza pero que tutela y que la "sociedad civil" hace pero de modo institucional. Si usted es de Guinea Conakry, sabrá de qué hablo.

  Durante los últimos días han corrido todo tipo de rumores alarmistas. 

  Se habla de la intervención de la policía (española por supuesto) ya que los mossos, conocidos por su pacifismo, garantizarán el orden y colaborarán con la consulta. Durante la noche los vecinos tienen que salir al balcón y realizar una cacerolada. Puedo escuchar a cuatro en mi calle. Lo hacen con menos entusiasmo y ruido que unos vecinos venezolanos que ajenos al proceso tienen música de bachata a todo volumen.

  Se han dado consignas de prevención de riesgos policiales a la población. 

  No se debe entrar en provocaciones. En caso de que intervenga el ejército español, la policía nacional o el mismísimo Cristiano Ronaldo, las instrucciones indican que uno debe echar cuerpo a tierra y cantar L´estaca de Lluís Llach. Debe además cogerse de la mano del patriota más cercano. Se aconseja a los catalanes y catalanas que practiquen durante la noche y se bajen la letra de Internet. También se ruega madrugar. La policía Stasi, Gestapo hispano pinochetista cerrará los colegios. Pero como españoles que son los españolitas, son perezosos y nunca dan un paso los domingos sin engullir sus grasientos churros ni un palo al agua sin tragar un carajillo. Por tanto no se les espera antes de las 10:00 hora catalana.

  Los lugares de votación son más secretos que las logias de los masones. 

  Se me había dicho que tenía que votar en una biblioteca, pero a estas horas de la noche se me manda un whatsapp y me dice que me encamine a otro lugar. Estoy desasosegado y desorientado. ¿No será el pérfido estado español quien esta mandando whatsapp a todos los catalanes para confundirlos y que se pasen el día de la votación de aquí para allá, como puta por rastrojo, buscando su urna? ¿Y si no hago caso al mensaje, me presento en la biblioteca y allí me encuentro a la Gestapo española, dirigido por el renegado catalán Fernández Díaz?

  ¿Y si me tengo que echar al suelo y luego no hay modo de levantarme? Tengo varias hernias y una ciática. ¿Y si me tiro al suelo pero, producto de los nervios, no recuerdo la letra de L´estaca? ¿Y si en lugar de eso sólo me acuerdo de la versión de Serrat del poema de Machado "caminante no hay camino...." ¿Se interpretará como una soflama independentista y seré conducido a un campo de concentración en la ciudad angloespañola de Benidorm, donde unos guardianes sin escrúpulos me harán beber cerveza caliente y ver partidos del Chelsea?

  Muchos catalanes viven a estas horas momentos de emoción y también de pánico. 

  Por un lado hay miedo a la violencia del ejercito de ocupación. Unos hacen testamento. Otros sueñan con la libertad. Algunos más realistas temen que la única víctima sea un tipo que se descalabre intentando colgar una senyera en la estatua de Colón. Sería trágico, y los españoles no se cansarían de hacer chistes a costa del infortunio. En realidad si nos reprimen malo, pero si no nos reprimen, casi es peor.

  ¿Y luego? El lunes los que tengan suerte se levantarán somnolientos a currar. Los que no tienen trabajo se pondrán a buscarlo, y todos en el ascensor.

- Parece que por fin refresca.

- Son los nuevos aires de libertad, que te pillan solo con una rebequita, 
y luego vienen los resfriados.


Dejo enlace a una lista con todos mis artículos referentes al tema catalán hasta el momento.

¡Última hora! 
Se cumple la peor de las previsiones. Cientos de miles de votantes envían "selfies" que inmortalizan el momento sacrosanto de la introducción de la papeleta. En la sede de Google ya huele a salsa romescu y ondea la "estelada".



El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

1 comentario:

  1. Jordi Torrente Pujol9 de noviembre de 2015, 13:47

    Lo que va a comenzar es la desconexión de empresas de Cataluña y la desconexión de compras a empresas con sede en Cataluña. ..va a ser divertido

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!