04 noviembre 2014

Laudatio a Rato

  En la jerga universitaria, Laudatio es el discurso pronunciado con ocasión de la investidura de un doctor "honoris causa", por el que un miembro de la comunidad universitaria honra al nuevo doctor y ensalza las virtudes que hacen acreedor al sujeto en cuestión de tan gran honor.

  En el año 2011 la Facultad de Económicas de la Universidad de Alicante propuso investir como doctor honoris causa a don Rodrigo de Rato y Figaredo (conocido simplemente como Rodrigo Rato). La propuesta fue votada un 30 de marzo de 2011 (Santa Irene). La propuesta obtuvo 21 entusiastas votos a favor, 8 envidiosos votaron en contra y el indeciso de siempre se abstuvo.

  Trescientos profesores de la U.A. firmaron un manifiesto en contra del nombramiento, que podría resumirse en el argumento de "no ha corregido un examen en su vida, ni tampoco atendido a tutoría, ni publicado un solo relato breve". Pero la protesta fue desoída y los descontentos tuvieron que rumiar su fracaso en las cantinas del campus y satisfacer su necesidad de justicia con la sangre de los alumnos, becarios y personal de administración y servicios.

  Ya lo dijo un sabio de Papúa Nueva Guinea: "larga es la laudatio y exigua la patada en el culo". El 30 de octubre de 2014 el Magnífico Rector, por medio Tuit, como haría Piqué, comunicaba al mundo lo siguiente: "Desde el Consejo de Gobierno de la Universidad de Alicante, hemos acordado revocar el nombramiento de Rodrigo Rato como Honoris Causa". No ofrece la universidad detalles de la votación, pero quiero creer que 21 indignados votaron a favor de la revocación, 8 resentidos en contra y que el indeciso de siempre se abstuvo.

  No sería justo cargar las tintas sobre mi universidad, por la que daría hasta la última gota de la sangre de Blesa. Todos cometemos errores. Sin ir más lejos la Universidad Juan Carlos I, había otorgado dos años antes que la Universidad de Alicante el doctorado "honoris causa" a Rodrigo Rato, y se lo había entregado el propio Rey.

  En la laudatio pronunciado en el acto de la universidad madrileña se puede leer este sentido penúltimo párrafo.



Y termino, no sin antes mencionar a Ortega en relación con la importancia de la pedagogía en el binomio política y educación, muy al hilo de toda la trayectoria de Rodrigo. Decía Ortega al referirse a la pedagogía: La pedagogía parte de que hay que educar a la ciudad para educar al individuo, la pedagogía es pedagogía social. La pedagogía es la ciencia de transformar las sociedades, a esto le llamamos política.  Sin embargo, me pregunto si esta decisión, tan contraria a los valores de los funcionarios que se consagran en la máxima "Santa Rita, Rita, lo que se da no se quita" no habrá sido desproporcionada. Dicen los juristas de la UA que es posible hacerlo, ya que Rato fue nombrado pero no investido, con birrete, toga, ni pronunciada la laudatio. Ya se sabe que los alicantinos nos caracterizamos por nuestra arrancada de caballo y parada de burro.

Mejor que nada es una coz a tiempo.





El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

1 comentario:

  1. No sé si la frase es intencionada "times goes fly..." (que viene a ser más o menos "las veces que pasa una mosca") o pretendía citar la canción "Time goes by" (el tiempo pasa) de la película Casablanca. La verdad es que no lo pillo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!