30 septiembre 2015

Ni me gusta ni me disgusta

  Facebook, que es la herramienta más preciada en España después de la cuchara con la que se remueve la sangría, ha anunciado que añadirá un nuevo botón, el botón "no me gusta". Como puede intuir se trata de un asunto delicado y que hay me manejar con el debido tiento. Introducir en el sistema un botón que es contrario al optimismo, la vitalidad, la empatía, Starbucks y el just do it, si lo puedes soñar, lo puedes hacer y otros mantras cocacolados, puede ser considerado potencialmente "antiamericano". Y todos somos ya americanos en diferentes grados y condición, o jugamos a estar tronados, o compramos en un "outlet".

  El botón "me gusta", que una vez probado es tan adictivo como el chocolate Valor o el hurgarse la nariz, enviaba mensajes paradójicos al mundo global. Adictivo cuando se pulsa y más aún al recibirlo. En ocasiones produce un efecto similar a aquella esfera metálica y redonda, el "orgasmatrón" que aparecía en la película de Woody Allen, "El dormilón". Los "me gusta" recibidos masajean la corva del ego, fijan, nos hacen brillar y dan esplendor a nuestras vidas. Hay que tener cuidado con los susceptibles, y estar atento a presionar el botón no solo a los gatitos y puestas de sol, también es imperativo en las fotos de eventos familiares, niños haciendo monerías, bodas, bautizos de cualquiera de nuestros ochocientos amigos íntimos. Todos sabemos estas cosas.

  A Facebook le preocupaba no obstante lo paradójico de ciertos "me gusta" que van unidos a noticias de desgracias varias o incluso a fallecimientos. Uno quería solidarizarse con cierta noticia, o compartir la repulsa por otra, pero el sistema te convertía en un cínico. Diez mil tortugas mueren por un vertido en el Pacífico: me gusta. Investigadores descartan lograr una cura total del herpes durante la próxima década: me gusta. El desastre organizativo y deportivo condena a la Cultural Aspense a la Tercera División: me gusta, me gusta, me gusta. 

  El proyecto de Facebook es la incorporación del nuevo botón solo para este tipo de supuestos. De modo que cuando la "Asociación ecologista Juan Giménez Pacheco para la Defensa del Cangrejo" publique que han aparecido muertas mil doscientas carpas en un río asturiano, no habrá lugar a la ambigüedad y podremos decir con claridad que estamos en contra del genocidio de carpas, tanto en ríos asturianos como incluso en ríos catalanes. 

  Por supuesto el cinismo quedará por fin desterrado, pero no el derecho a decidir, el derecho a la autodeterminación personal que incluye el ejercicio público del cinismo. 

  Cierto conocido de la familia solía opinar sabiamente sobre los más variados acontecimientos, tales como viandas, personas, deportes, ciudades, monumentos, artistas y películas que ni les gustaban ni les disgustaban. El refranero dice que no hay peor desprecio que no hacer aprecio, pero como habitantes facebitas y tuitebitas no entendemos de tales sutilezas. Hay que posicionarse. Se está en contra o a favor de la independencia de Cataluña, en contra o a favor de la fiesta de los toros, en contra o a favor de decenas de asuntos que exigen un posicionamiento.

  No sé si es patético reivindicar una herramienta informática que muestre perplejidad. El botón no me gusta ni me gusta. El botón, no tengo ni idea de lo que me hablas. No sé si es importante. No sé si acabo de enterarme. Una herramienta que desmienta nuestras preferencias. 

  "Señor/Señora usuario/a: acaba de dar me gusta a un larguísimo artículo de denuncia sobre el TTIP del cual nos consta por nuestro algoritmo fisgón que solo ha leído el primer párrafo sin llegar a entenderlo bien. Sus "me gusta" quedarán automáticamente invalidados mientras no se los lea".

 "Señor/Señora usuario/a: Acaba de darle a me gusta a cincuenta y siete páginas antitaurinas pero Google Earth le ha localizado zampándose un rabo de toro en una tasca de Córdoba. Sus "me gusta" quedarán archivados hasta que sea comprobada la discrepancia en su software. Le rogamos pulse botón "no me aclaro".



El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!