08 febrero 2016

Puro teatro

  Desde que tengo uso de razón, que no es mucha pero sí desde hace mucho, he oído hablar de la crisis del teatro. También se habla de la crisis del cine español, cómo languidece el ballet y en términos generales, el ocaso de la cultura y el triunfo de la barbarie (léase fútbol masculino profesional y televisión basurienta). En realidad cuando se habla de que el teatro está en crisis, no se piensa en los magros beneficios empresariales, ni en la falta de público o de talento. Quizá ninguna de esas cosas escasea tanto. 
Quizá duele más la irrelevancia.

  Por eso todo el mundo del teatro debería estar feliz por que la parte más humilde de la profesión, los títeres, sean ahora una cuestión de Estado. ¿Qué digo cuestión de Estado? Un drama nacional. Un asunto que compromete la seguridad nacional. ¡Enaltecimiento del terrorismo!, lo llaman. Hay que ver cómo le gusta a los juristas usar un lenguaje ampuloso. Enaltecer el terrorismo, mancillar a las víctimas...

  Puede que el teatro esté en crisis pero de ningún modo ser teatrero

  Si tienen la mala fortuna de leer los periódicos españoles y ver las televisiones, habrán advertido que el apocalipsis está próximo. Suena la primera trompeta. No porque este año no haya habido invierno. No porque los almendros estén locos y florecidos. Los pájaros no es que visiten al psiquiatra, como dice la canción de Joaquín Sabina, es que ya han abandonado, desesperados, la medicación. El fin del mundo se anuncia como la toma del poder por Podemos. Las empresas se irán de España y seremos parte de algún siniestro califato. ¿Califato ye-yé? Pero yo creo más bien que la trompeta suena anunciando que los pelmas dominarán la tierra. De momento ya dominan muchos medios de comunicación, la política y el poder judicial, valga la redundancia. 

  Pero hablaba del teatro y de los titiriteros mártires de la censura y de la falta de talento. Para mí la censura ha sido siempre despreciable. Nunca he comprendido cómo personas que se dicen a sí mismos progresistas tan a menudo se mostraban como inquisidores de la fe power flower. Bueno sí lo sé. No son tan progresistas como dicen, porque si lo fueran el principal valor que protegerían sería la libertad. Dentro de la libertad, no hay censura. La libertad no consiste en el derecho de decir, hablar y publicar opiniones sensatas, razonables y acertadas. Se pone a prueba con las estupideces, con los errores e incluso con todo lo que incluye la provocación, el mal gusto y la franca estulticia. Cuando se cree en la libertad, ninguna de esas cosas tiene necesidad de ser penada, puesto que la razón, el tiempo y el buen sentido pone al necio, al torpe y al gañán en su justo lugar y el único límite estaría en la mentira.

  Pero la izquierda le cogió gusto a decir ¡Ay no me gusta esto, ay no se puede permitir lo otro! Por supuesto hay campos en los que uno no puede competir con otros. Ya lo decía el "Milagroso Max" en "La Princesa prometida": "nunca trates de farolear a un farolero". Y en materia de recortes de libertades y de censura no se puede competir con ellos. Tampoco en el doble rasero y en la sobreactuación melodramática. 

  Lo de los titiriteros... ¿No recuerdan cual es la escena más famosa de toda función de guiñoles? Por supuesto que sí. Un muñeco empieza aporrear a otro con una cachiporra. ¡Ay, ay, ay! Incomunicar a unos titiriteros, por muy chapuceros y desafortunados que estuvieran en su obra, no deja de ser una comedia bufa, triste y cobarde. Cobarde porque el garrotazo va directo al pescuezo de patosos, pero elegidos porque son débiles. Es patético incluso leer en los medios progresistas curarse en salud (no sea que les tomen por enaltecedores y mancilladores) y hablar de lo "desafortunado" de la función de guiñol. ¿Enaltece Malditos Bastardos la violencia racial? ¿Enaltece Los pájaros el odio a los animales? ¿Enaltece El Quijote el desprecio por los enfermos mentales?

  Todos sabemos de qué vamos. Se trata de la cachiporra. 
Se trata del garrotazo de Goya. 
El motivo es lo de menos, puro pretexto, puro guiñol. 
¿Quieren teatro de verdad? 
Pues que lean sobre la hipocresía. Que lean el Tartufo.




El humor está aquí, en alguna parte
Síguenos en Facebook y Twitter

10 comentarios:

  1. ¿pero qué tiene que ver el PP, Podemos, los adúlteros periódicos Españoles, ... en todo esto? ¿De verdad es tan difícil reconocer el error y que dimita quién corresponda? Por favor, unos títeres estaban representado asesinatos, violaciones y parcartas de apoyo a grupos terroristas delante de niños de 6 años. Sólo el pensarlo pone los pelos de punta. No hay más ciego que el que no quiere ver.

    ResponderEliminar
  2. Puede que a estas horas hordas de terroristas y asesinos, motivados por la representación de la obra en cuestión, estén preparando el fin del mundo. Puede también que los niños que vieron tan deplorable espectáculo, confabulados en secreto, se estén ya entrenando para acabar con la paz y la bonanza de nuestra Europa, tan pacífica y conmiserativa. ¿Podemos seguir tan tranquilos?

    Pero no parece que nadie tema estas posibilidades. De lo que se trata es de que dimita alguien, porque los que están no nos gustan, no son de los nuestros. ¿Y no tiene nada que ver el PP, entre otros? Pues no lo entiendo. La ironía es que lo que trataban de representar se ha hecho realidad en ellos mismos: inventar y falsificar pruebas para incriminar al enemigo. Lo malo es que no pudiendo ir sólo contra el Ayuntamiento de Madrid, tienen que pagar los titiriteros, para que haya causa. ¡Y que haya un juez que se presta a ello! ¿Es que no ve claramente cuál es el objeto de la denuncia?

    Para nuestra desgracia, como ésta veremos muchas más, hasta que el poder lo ostenten aquellos a quienes por derecho les corresponde. Los votos que no van al PP, están equivocados. Hay que restablecer el orden roto. Pero, mientras tanto, gracias Manuel por tu entrada. ¡Genial!

    PD. No deberías haber quitado tu respuesta a wanba1954, era muy oportuna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfonso. Retiré la respuesta, porque quiero que todo el mundo se sienta libre de opinar lo que quiera sobre lo que escribo. A todos los lectores estoy agradecido, tanto los que comparten mis ideas como los que no.

      Eliminar
    2. Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

      Eliminar
  3. Voy a responder a wanba1954.
    En realidad es así, no hay mas ciego que el que no ve o el que no quiere ver.
    Comprendo que es muy difícil sustraerse a la necesidad de opinar pero debería serlo cuando no se está informado del tema del cual se opina porque sinó se cae en el peligro de hablar por boca de ganso.
    He leido tantas opiniones sobre estos titiriteros y tan desafortunadas que prefiero pensar que la mayoría pecan de mala información para no pensar en mala intención.
    El caso es que en la obra de los titiriteros no hay ninguna monja violada, ni se hace apología del terrorismo y además estaba anunciada "no para niños", el argumento es el siguiente:
    "La bruja, la protagonista de la obra polémica, está en su casa cuando aparece el ‘propietario’, el legítimo poseedor legal del piso, que con pretextos ingresa en ella. Una vez dentro decide aprovecharse de la situación para violar a la bruja. Siempre según el argumento, la bruja mata al propietario en el forcejeo.
    Pero queda embarazada, y luego del tiempo necesario nace un niño.
    Entonces aparece el títere de la monja, que con malas artes intenta llevarse al bebé.
    Pero la bruja se resiste a que le roben el bebé y, en el enfrentamiento, la monja muere.
    Viene entonces la Policía, que al ver a monja muerta no duda en golpear a la bruja hasta dejarla inconsciente y luego construye un montaje para acusarla ante la ley, colocando la ya famosa pancarta de ‘Gora Alka-Eta’ sobre su cuerpo.
    El juez llega entonces y condena a muerte a la protagonista.
    Finalmente, la bruja engaña al juez, que mete la cabeza en su propia soga. Al final, la bruja acaba ahorcando al juez para salvar su propia vida."

    “La caza de brujas y la represión son los temas centrales de nuestro espectáculo”, afirman los titiriteros en su blog, en el que afirman que “las mujeres de hoy que deciden vivir libremente son también perseguidas, señaladas o cuestionadas, que a nadie le quepa duda”. Y añaden “Destruir el patriarcado, la autoridad, la propiedad privada, es destruir los pilares del sistema y el sistema no permite que quede impune”.

    ¿Donde está el enaltecimiento del terrorismo?

    ¿Es una obra de mal gusto? Pues te puede agradar o no, pero gustos son gustos.

    Y a mas, una apreciación personal. ¿A que viene tanto escándalo por tan poca cosa? Mas de una vez me ha pasado, tiempo ha, llevando a mis niños a ver estos espectáculos para fiestas populares que mas de uno no me agradó, tras lo cual pasamos al siguiente, sin más anécdota que los consabidos comentarios, que al cabo de 5 minutos ya había olvidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación. Me siento un poco celoso porque Wamba se lleve todos tus comentarios y el mío no reciba ninguno. Por lo demás, me parece que la lectura de tu comentario es muy recomendable si se quiere primero saber para luego, en su caso, opinar.

      Eliminar
  4. ¿Entiende usted la diferencia entre algo pagado con dinero privado y algo pagado con dinero público? ¿Si la obra hubiese representado la visión de la extrema derecha con títeres cantando el cara al sol y promoviendo la expulsión de inmigrantes pensaría usted lo mismo? Apuesto a que en ese caso estaría llevándose las manos a la cabeza, pero como son de su misma ideología, todo está bien, es libertad..... en fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La respuesta es fácil. Pensaría que no se debe programar y seguramente pediría el despido del responsable, pero nunca pediría el castigo penal y menos la cárcel. De hecho me vendría bien, porque le sacaría provecho y escribiría una entrada divertida para este blog.

      Eliminar
  5. He leído el significado de "prevaricar" y se parece mucho a lo que ha hecho el juez

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!