08 mayo 2018

Bárbara Petrioli Gavilán

Me gusta poner así su nombre entero. Nombre y dos apellidos. Había cierta poesía en ellos. Creo que alguna vez se lo dije, o eso espero. No hablo de Bárbara solo porque fuera mi amiga, ni porque murió en la madrugada del día 18 de abril de 2018. Hablo de ella porque era parte de este blog.

Puede que el blog no sea gran cosa. Pero si existe ha sido gracias a dos personas. Ana Maroto, que me ha estimulado, animado y que se ha responsabilizado de la buena marcha o al menos de la existencia del blog y gracias a Bárbara.  Ella era la lectora fiel y con el tiempo se convirtió en la imprescindible correctora de mis textos. Mis prisas y seguramente mis carencias hacen que algunos de ellos tengan gazapos, incorrecciones o simplemente un estilo mejorable. Bárbara no tardaba en escribirme y sutilmente me decía, "creo que quedaría mejor así... Te marco lo que he visto". Me mandaba por whatsapp las correcciones y las sugerencias. Lo siguió haciendo incluso cuando ya estaba muy malita. Le pregunté que le parecía el último que había escrito.  Me dijo: "me ha gustado, irónico, mordaz, lo que a ti te mola".

Cada vez pienso más que ser irónico o mordaz  (o pretender serlo) no siempre es una cualidad. O mejor dicho, lo es pocas veces. En cambio ser una persona generosa lo es siempre. Bárbara era muy generosa y tenía también mucho talento, un talento que incluso ella misma desconocía. Bárbara era culta, buena lectora, interesada por todo, curiosa, trabajadora, disciplinada y entregada. La gente te quería Bárbara. Te quería Susana, tu madre y muchos más. Un amigo que acaba de perder a su mujer, me dijo, "no se puede ser tan buena persona". ¿Hay alguna  relación entre marcharse tan pronto y ser bueno? A veces me da por pensar que sí.

Este texto, Bárbara, tiene fallos porque tú no estás para corregirlos.  No los quiero corregir pero prometo que prestaré más atención en lo sucesivo. Tendré en cuenta lo que me decías porque a fin de cuentas siempre serás ese viento que entra y lo desordena todo. Besos.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!